domingo. 23.06.2024
undefined

La manifestación motorizada para protestar contra el cierre de la hostelería ha arrancado pasadas las 11:00 horas de este viernes frente el Parc de la Mar, a la altura de la Catedral de Palma, con la participación inicial de alrededor de 400 personas, repartidas entre vehículos y a pie.

Hacia las 10.35 horas ya estaban apostados unos 40 coches ocupando dos carriles de la calzada, y la cifra ha ido aumentando. A las 11.00 los manifestantes se han encaramado a la medianera que separa los dos sentidos de la circulación, al grito de "Armengol dimisión".

Tras esto, un grupo de manifestantes a pie se ha colocado en la calzada con una gran pancarta, ignorando las indicaciones de la Policía. Al igual que ocurrió en la concentración de la semana pasada, los asistentes han vuelto a increpar a periodistas de IB3 acusándoles de "manipulación".

El mal tiempo amenaza la iniciativa, ya que las islas están en alerta naranja este viernes por fenónemos meteorológicos. De hecho, al poco de salir la marcha una fuerte racha de viento ha soplado sobre los manifestantes, acompañada de lluvia, obligándoles a retroceder.

Apoyo de Vox

A la concentración se han sumado representantes de Vox Baleares, que han saludado a uno de los promotores de la movilización, Víctor Sánchez, para mostrarle su apoyo. El portavoz del partido en el Parlament balear, Jorge Campos, ha asegurado que es una protesta "justa" y "necesaria" que "debería repetirse constantemente".

En declaraciones a los medios, ha afirmado que "la gente no puede más y ha dicho basta". "Aquí hay muchas familias arruinadas, que no pueden seguir así. No se puede obligar a la gente a cerrar sus negocios sin dar ayudas, o bien, dar unas ridículas", ha criticado.

Unos 400 manifestantes recorren Palma en coche y a pie contra el cierre de la hostelería