jueves. 01.12.2022

Los dos acusados de abusar de menores y proveer droga serán juzgados en julio

Los individuos daban a las chicas dinero y drogas a cambio de sexo
Archivo - Fachada del TSJIB y la Audiencia Provincial.
Archivo - Fachada del TSJIB y la Audiencia Provincial.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma ha celebrado este viernes la vista previa a dos hombres acusados de abusar sexualmente y en varias ocasiones de, al menos, dos menores tuteladas en la vivienda de uno de ellos, así como de proporcionar droga a otras diez chicas. El juicio se ha señalado para el 4 de julio al no haber acuerdo entre las partes.

La Fiscalía pide en total 31 años de cárcel para ambos por distintos delitos, entre ellos corrupción de menores.

Según el escrito del fiscal, los hechos ocurrieron entre septiembre de 2021 y febrero de 2022 en una vivienda de Cala Major, donde residía uno de los individuos y al que acudieron, invitadas por él, varias chicas que se habían fugado de su casa o de centros.

La investigación se inició por una información que alertaba de que algunas menores podían haber mantenido relaciones sexuales con adultos a cambio de sustancias estupefacientes, señalando que algunas de ellas regresaban a sus domicilios bajo los efectos del consumo de drogas y haciendo alusión a una vivienda donde los adultos daban cobertura a las menores fugadas.

A esta información se sumó otra del GOR de la Policía Nacional que, en los dispositivos efectuados en zonas de ocio, tuvo conocimiento de una vivienda en la zona de Cala Major que podría estar dando cobijo a menores, algunas de ellas presuntamente fugadas y que podrían estar prostituyéndose bajo la protección del titular del domicilio.

El grupo UFAM de la Policía se hizo cargo de las gestiones y con toda la información recibida inició una investigación, logrando identificar a dos hombres que supuestamente ofrecían droga a menores de edad y que habrían mantenido relaciones sexuales con algunas de ellas.

Durante estos encuentros, el procesado daba alcohol a las menores, además de regalos y dinero en efectivo para obtener de ellas relaciones sexuales, "una vez que estas tenían mermadas sus capacidades por el consumo de alcohol y cocaína". En particular, mantuvo relaciones con al menos dos de ellas, estando éstas prácticamente inconscientes en el momento de los hechos.

Una vez se llevó a cabo el registro de la vivienda, se encontraron dos básculas pequeñas para la preparación de las dosis, un envoltorio azul con cocaína, además de dinero en efectivo, un machete y 12 pastillas de un medicamento para tratar la disfunción eréctil.

El Ministerio Fiscal asegura además que las sustancias encontradas en el piso eran utilizadas por el acusado para dárselas a las chicas y que consumieran en sus casas o en los centros de menores. En concreto, proporcionó cocaína a, al menos, diez menores.

A dicho domicilio acudía también el segundo encausado, que residía en el mismo edificio, y que proporcionaba a las niñas marihuana para consumir en el propio piso o fuera.

En una ocasión, aprovechando que la menor se encontraba con sus facultades "prácticamente anuladas" según el fiscal, este segundo procesado mantuvo relaciones sexuales completas con la menor.

Fiscalía considera los hechos constitutivos de un delito continuado de abusos sexuales, de corrupción de menores y contra la salud pública, por lo que pide para el primer individuo 20 años de cárcel y la medida de libertad vigilada por un tiempo de cinco años, y para el segundo 11 años de prisión y otros cinco de libertad vigilada.

Además, el Ministerio Público solicita que los dos procesados indemnicen a una de las víctimas en la cantidad de 6.000 euros por los daños morales.

 

Los dos acusados de abusar de menores y proveer droga serán juzgados en julio
Comentarios