lunes 24/1/22

Amenaza con una katana al dueño de un bar de Palma en Nochebuena

El cliente, que debía consumiciones de ocasiones anteriores, se volvió a presentar el día de Navidad con el arma y nuevas amenazas
Un policía nacional.
Un policía nacional.

La Policía Nacional ha detenido a un hombre, de 34 años, como presunto autor de un delito de amenazas, al supuestamente amenazar al dueño de un bar con una espada samurai o katana, en Palma. Además se le ha detenido por un quebrantamiento de medida cautelar en otro bar.

Según ha informado la Jefatura Superior este lunes en una nota de prensa, los hechos se iniciaron el pasado viernes, cuando el dueño del bar prohibió la entrada al presunto autor al estar en estado ebrio además de deberle cierta cantidad de dinero en consumiciones.

En ese momento, el denunciado sacó una katana y amenazó al dueño del bar de muerte por no dejarlo entrar.

Al día siguiente, el sábado, volvió al bar, y al ver que aún estaba cerrado, comenzó a aporrear la barrera de acceso y dar golpes con los pies, para que le abriera, a la vez que le volvió amenazar con el arma blanca, a lo que el dueño del bar, manifestó que estaba llamando a la Policía, por lo que el denunciado huyó del lugar y se refugió en un local de al lado.

A la llegada de los agentes, y una vez que obtuvieron toda la información relevante sobre los hechos, localizaron en un local adyacente al presunto autor, y procedieron a la detención del mismo por un delito de amenazas, no logrando localizar la katana.

Orden de alejamiento anterior

Los agentes pudieron comprobar, asimismo, como al detenido le constaba una orden de alejamiento de otro bar que se encontraba en las inmediaciones y por el que un juzgado de Palma le prohibía acercarse a menos de 200 metros, por lo que también fue detenido como presunto autor de un quebrantamiento de una medida cautelar.

Se da la circunstancia que en el bar que tenía la orden de alejamiento había protagonizado un incidente similar el pasado 27 de octubre, siendo detenido como presunto autor de un delito de amenazas.

En esa ocasión, el detenido no abonó la consumición solicitando una nueva y al negarle la misma, profirió amenazas contra la propietaria del establecimiento. Después, el presunto autor abandonó el local y regresó transcurrido unos minutos con una katana en la mano que arrastraba por la acera, por lo que la propietaria se encerró dentro del establecimiento hasta la llegada de la policía.

Amenaza con una katana al dueño de un bar de Palma en Nochebuena
Comentarios