domingo 9/8/20

Una amenaza llamada rebrote

"Tras el confinamiento y el inicio del verano, la gente está demasiado relajada", ha advertido la doctora Elena González a Mallorca Confidencial

Una amenaza llamada rebrote

Los tan temidos rebrotes han entrado escena. No en vano, la semana ha comenzado con 15 autonomías con cerca de 60 rebrotes de coronavirus, todas salvo La Rioja y Asturias, y con dos zonas en Lleida y en Lugo en las que se han vuelto a tomar medidas de confinamiento para detener la transmisión comunitaria. Esta misma situación se mantiene en un edificio de pisos de Santander (Cantabria) y en otro de Albacete.

Además, Murcia ha registrado dos nuevos brotes el pasado fin de semana y varias zonas de Aragón inician la semana aún en la fase 2 a la que retrocedieron a finales de junio.

La situación en Baleares

Baleares, por su parte, mantiene tres rebrotes de Covid-19, el último en aparecer, en la ciudad mallorquina de Inca con tres positivos y con 12 contactos en estrecha vigilancia. Se suma al foco de Palma con cinco afectados y al de Eivissa, en el que los positivos ascienden a siete.

Según concluye la última oleada del estudio de seroprevalencia realizado por el Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III, Baleares es la comunidad con menos contagiados por coronavirus, con un 1,4 %. El informe sitúa la media española en un 5,2 %, con lo que no se habría alcanzado la inmunidad de grupo.

Doctora González: "La gente está muy relajada"

En Mallorca Confidencial hemos charlado sobre la preocupante 'nueva normalidad' con la doctora Elena González. "No parecen muy fiables ya que no se han hecho pruebas masivas en las Islas", ha comentado sobre los datos del nuevo estudio de seroprevalencia 

"Es normal que las comunidades con menor incidencia haya menos inmunidad", ha subrayando recordando que las pruebas masivas se han llevado a cabo en los lugares donde la pandemia ha golpeado con mayor fuerza. 

González advierte "ningún sitio está exento de sufrir un rebrote" señalando que "hay mucha gente asintomática y eso no se puede comprobar". 

La doctora asegura que los rebrotes son característicos de todas las pandemias. "Su fuerza e impacto depende de las medidas sanitarias que tomemos. Ahora, tras el confinamiento y el inicio de verano, la gente está muy relajada". 

Australia aísla a 6,6 millones de personas 

Como medida preventiva para evitar una segunda ola de contagios en el país, el estado de Victoria cerrará sus fronteras al resto del país.

La decisión supone el primer cierre de la frontera entre los estados de Victoria y Nueva Gales del Sur en 100 años.

Las autoridades bloquearon por última vez el tránsito entre ambos estados en 1919, durante la pandemia de gripe española.

Fernando Simón

El directo del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), el doctor Fernando Simón, admitió este lunes que le están "preocupando mucho los brotes de Lérida" y todos los que están detectando en las CCAA. "En general se están controlando correctamente, pero algunos están adquiriendo un volumen, un número de casos por encima de lo deseable", ha apostillado.

Simón consideró que "afortunadamente" se está reaccionando, se está controlando, confinando y tomando medidas de control importantes y admite que en esta situación hay que ser sensible porque "a toro pasado" siempre es más fácil decir que se podía haber sido antes. Pero ha insistido que en el caso de Lleida les "hubiera gustado a todos que hubiera sido un poquito antes. "Pero lo cierto es que no es fácil tomar este tipo de decisiones", admitió.

No obstante, aseguró que los datos que se tienen de los casos indican que hay muchos que son asintomáticos, no relacionados con casos conocidos, lo que implica, asegura, que muchos se han detectado por los cribados que se están haciendo en la población alrededor de los brotes.

"No es buena noticia"

Sin embargo, también señaló que el hospital de Lleida está teniendo un número importante de casos hospitalizados, algo que "no es una buena noticia", aunque cree que el porcentaje sobre el total de casos notificados es lo esperado.

Simón insistió que "nos hubiera gustado que no hubieran llegado a ese punto de saturación del hospital, que ahora mismo no parece que tengan problemas, aunque han tenido que poner un hospital aledaño, pero no parece que hayan superado la capacidad ampliada que tienen". "Hubiera sido deseable que no hubieran llegado a ese límite", remachó. 

Al ser preguntado sobre a partir de qué momento el Gobierno tendría que volver a tomar la medida de decretar el estado de alarma, el doctor Simón dejó claro que "ahora mismo estamos lejos" ya que en la mayor parte del territorio español no hay un incremento de riesgo importante y los brotes se van controlando. Aunque ha admitido que algunos son más grandes de lo esperado y hay que tomar acciones un poco más drásticas.

Medidas de estado

Por ello, advierte de que "si las CCAA no aplican las medidas y estos brotes empiezan a superar el ámbito de una CCAA o se empieza a no saber lo que está pasando es cuando podremos empezar a plantear la posibilidad de acciones que superen el ámbito comunitario".

Estas acciones, explicó, podrían ser acuerdos entre CCAA y actuaciones coordinadas entre ellas o "se puede tener que llegar a actuaciones más drásticas que requieran acciones de Estado", que según las acciones que podrían incluir "cosas como las que vivimos en el pasado". Aunque ha esperado que no se tengan que producir.

Por el momento, surbayó que no se puede valorar con los datos de un solo brote a cuánto se está de tener que tomar medidas más drásticas. En este sentido, agregó que lo que va a indicar si es necesario adoptar acciones supracomunitarias es si los brotes son en una zona concreta, bien delimitados y se hacen medidas de control a su alrededor, que ahora se puede valorar en plazos relativamente cortos.

Ahora, aseguró que él no plantearía medidas más drásticas ya que en este momento son las responsabilidades de las CCAA, aunque el Ministerio está apoyando todo lo que puede con sus capacidades, primero proactivamente pero también a solicitud de las mismas.

"Un infectado no puede ir pululando por ahí"

En cualquier caso, aseveró que cuando una persona inicia síntomas debe aislarse. "No podemos arriesgarnos todavía a que una persona con síntomas vaya pululando por ahí pudiendo potencialmente transmitir a otras personas".

Simón consideró que es una cuestión de responsabilidad personal que difícilmente se va a poder controlar desde las administraciones. "Si las administraciones tienen que controlar eso tienen que hacerlo con medidas drásticas que van a tener un impacto importante como han tenido las que hemos tomado en los meses anteriores", ha vuelto a advertir.

Por lo tanto, recalca que la alternativa es que haya responsabilidad individual. De otra forma, remachó, va a tener que haber confinamientos, cierres cautelares, de nuevo, medidas de restricción que no son de interés de nadie.

Admite que no se pueden evitar al cien por cien porque el riesgo cero no existe, pero cree que la única manera de evitarlas es conseguir que la gente se responsabilice de los riesgos a los que pueden exponer a los demás y que apliquen las medidas correctamente.

Una amenaza llamada rebrote
Comentarios