viernes 25/9/20

Este año se venderán 14.500 vehículos menos en Baleares, una caída del 42%

Un estudio presentado hoy por la patronal de concesionarios Faconauto revela un importante descenso en las matriculaciones durante 2020, pero también un repunte de un 20% para el próximo ejercicio.
Muchas familias y empresas no renovarán sus vehículos este año.
Muchas familias y empresas no renovarán sus vehículos este año.

Las matriculaciones de vehículos caerán un 41,7 por ciento en 2020 en Baleares durante el presente ejercicio y sumarán 17.490 unidades, según los datos recopilados por la consultora MSI para este sector de actividad, que han sido presentados este jueves en una jornada online.

De esta manera, según ha informado la patronal, el sector no podrá superar este ejercicio el parón de ventas provocado por la pandemia, aunque las matriculaciones volverán a crecer de nuevo el año que viene un 19,2 por ciento en la región.

Faconauto también ha presentado un primer balance del Plan Renove 2020, operativo desde el pasado 15 de junio y que suma ya 110.000 operaciones a nivel nacional. Estima que hasta final de año el Plan superará las 210.000 operaciones, lo que permitirá achatarrar idéntico número de vehículos de más de diez años.

El Plan Renove 2020 funciona

La patronal ha indicado que el Renove 2020 está jugando un papel importante en la dinamización del mercado de la automoción, que se está produciendo antes de lo esperado y con cifras que se acercan a las del ejercicio pasado.

En concreto, calcula que el Plan ha generado una demanda añadida (compradores que no pensaban cambiar de vehículo, pero que lo han hecho animados por los incentivos oficiales) de unas 28.000 matriculaciones, que superarán las 56.000 hasta final de año. De esta manera, su eficiencia se sitúa en el 25%, cinco puntos más que la última iniciativa de similares características.

"La puesta en marcha ha sido vital para recuperar un mercado que había desaparecido y que ahora casi ha vuelto a las cifras del año pasado. Además, hay otros dos aspectos que están influyendo positivamente: por un lado, el buen trabajo que están haciendo marcas y concesionarios para movilizar una demanda que estaba retenida, con esfuerzos promocionales importantes, y por otro el hecho de que el vehículo privado en posesión vuelve a ser prioritario para los españoles, que lo sienten como una continuación de su casa. Eso sí, nos espera un último trimestre del año con mucha incertidumbre, muy mediatizado por la evolución de la pandemia y por la evolución de otros sectores productivos", ha dicho el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez.

Este comportamiento del sector ha propiciado que el 90% de las plantillas de los concesionarios que estaban en ERTE hayan vuelto de nuevo a sus puestos de trabajo. Al respecto, Faconauto ha indicado que los ERTE, en la situación actual, deben todavía ser un mecanismo con posibilidad de estar abierto por si hay un cierre total o parcial.

Esperanzas puestas en 2021

Faconauto predice que el mercado se recuperará el año que viene, cuando se volverá a superar el millón de matriculaciones y quedándose un poco por debajo de las cifras del ejercicio 2019.

Durante la jornada también se ha dado una previsión de cómo cerrarán las emisiones medias de CO2 de los vehículos matriculados este año, que se quedarán en 113 gramos de CO2 kilómetro recorrido, lo que supondrá un descenso de cinco puntos con respecto al ejercicio anterior, pero que será insuficiente para que nuestro mercado llegue a los 95 gramos de CO2 exigidos por la normativa CAFÉ de la Unión Europea.

Este descenso se deberá sobre todo a la irrupción de los modelos mild hybrid, que coparán este año el 3,7% de las matriculaciones, y por la aportación de los híbridos, el 10,3% del total. Por su parte, los eléctricos, pese a que avanzan, sólo supondrán el 1,4% del mercado.

"Las marcas están trasladando la responsabilidad de cumplir la normativa CAFÉ a los concesionarios, que están automatriculando coches que no tienen suficiente demanda en la actualidad. Me refiero sobre todo a los vehículos eléctricos, que se están matriculando pero que en gran medida se acumulan en nuestras campas. Los fabricantes han tenido desde 2010 para cumplir con los objetivos europeos, y ahora no vamos a permitir que los concesionarios soporten esa presión", ha indicado Gerardo Pérez.

Este año se venderán 14.500 vehículos menos en Baleares, una caída del 42%
Comentarios