viernes 16/4/21

Los antiautopista exigen un plan de reforestación y la parada de grandes obras

También han conmemorado el Día Internacional de los Bosques y de la Poesía.

ExBEGkcXAAUOrG3
La portavoz de la Plataforma, Margalida Rosselló, ha sido la encargada de leer el manifiesto.

Más de treinta entidades se han sumado al llamamiento hecho por la Plataforma antiautopista en conmemoración del día internacional de los bosques y el día
mundial de la poesía. El acto ha tenido lugar en el lateral del nudo y enlace de la macrorrotonda, que se ha levantado en el pinaret de Puigcerver, justo encima del antiguo trazado del tren de Llucmajor a Campos. Un espacio de bosque con un alto interés ecológico y que ha sido irreversiblemente desfigurado a causa de la realización de una obra. “Un enlace faraónico y carísimo que impactó en una zona forestal natural y que no lleva a ninguna parte”, ha dicho Margalida Rosselló, portavoz de los antiautopista.

El acto ha consistido en una siembra simbólica de 21 encinas (cedidas por Maties Colom), que serán definitivamente sembradas en lugares seguros de la isla, y una lectura de poemas a cargo de ocho poetas adheridos al acto. Al acto se han sumado igualmente y han sido presentes más de treinta entidades. También han asistido, a título personal, varios vecinos y activistas culturales de Campos y Llucmajor.

REFORESTACIÓN Y PARALIZACIÓN DE GRANDES OBRAS

El manifiesto, leído por Margalida Rosselló, portavoz de la Plataforma, reclama un plan de reforestación de 52 hectáreas equivalentes a las devastadas por la autopista, con capacidad para acoger 12.000 árboles y fijar 27.000 toneladas de CO2 anuales; un cambio radical en las políticas de movilidad, la parada de las grandes obras viarias y una apuesta por el transporte público y, en resumen, una serie de medidas de contención territorial que den sentido a las declaraciones de emergencia climática hechas por el Gobierno de las Islas Baleares y el Consell de Mallorca. Medidas que, a opinión de los organizadores, son “vacías de contenido mientras se mantenga el modelo territorial de crecimiento que viene impulsado por obras como esta autopista”.

Las persones asistentes han levantado unos banderines con imágenes de árboles, obra del escultor Ferran Aguiló, residente en Campos y presente en el acto. El número de asistentes se había limitado a causa de la COVID-19 a un representante por entidad adherida y los presentes han mantenido en todo momento las normas de seguridad, distancia de dos metros y uso de la mascarilla.

Los antiautopista exigen un plan de reforestación y la parada de grandes obras
Comentarios