domingo 28/11/21

Armengol conversa con ciudadanos afectados por la COVID-19 en su discurso de Año Nuevo

Una cajera de supermercado, una estudiante, una enfermera, un expaciente de COVID-19 y un empresario cuentan a la presidenta cómo han vivido este 2020.

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha compartido este miércoles su discurso institucional de Año Nuevo con protagonistas de diferentes colectivos que se han visto afectados por la pandemia de la COVID-19, los cuales han expresado cómo han vivido este 2020 marcado por la crisis sanitaria.

En un formato diferente al habitual, la presidenta del Ejecutivo autonómico ha dirigido unas palabras a la población para finalizar el año y ha reflexionado sobre las lecciones de la pandemia y las dificultades de este 2020 debido al coronavirus.

Los protagonistas que han participado en el discurso con la presidenta --que ha sido retransmitido por IB3-- son Carolina Ramis, cajera de supermercado; Maribel Portella, policía tutora de Mahón; Ana García, estudiante de bachillerato; Caterina Ferrer, enfermera en el Hospital General; Tomeu Servera, expaciente de COVID-19, y Sebastià Vadell, empresario.

A través de una videoconferencia con todos ellos, la presidenta Armengol les ha agradecido su ejemplo y les ha transmitido ánimo. "Pienso que muchas veces ante las adversidades sacamos fuerzas de cada uno de nosotros y cada uno es capaz de sacar lo mejor de sí mismo", ha destacado la presidenta.

Durante la conversación, Tomeu Servera, expaciente de COVID-19, ha relatado sus días ingresado en la UCI a causa del virus. "Toda la vida te pasa por delante en estas horas que estás dentro de la cama, porque das muchas vueltas, piensas mucho en los amigos pero, sobre todo, piensas mucho en la familia", ha señalado.

Por su parte, Ana García, estudiante de bachillerato, ha considerado que "experiencias tan bestias", como esta crisis sanitaria, aportan cosas positivas. "Pienso que como sociedad nos hemos superado muchísimo para la unión", ha indicado.

Carolina Ramis, cajera de supermercado, ha declarado que "lo único bueno que se ha sacado de este virus es saber que la gente esta ahí por ti y que somos un equipo". Asimismo, Maribel Portella, policía tutora de Mahón, ha reclamado "dejar a un lado este individualismo de la sociedad y actuar más colectivamente y pensando entre todos".

Por otro lado, Caterina Ferrer, enfermera en el Hospital General, ha explicado que los sanitarios quieren "que la gente sea consciente" de la situación actual. "La gente lleva casi un año con esto y está cansada. La gente se ha llegado a encontrar muy sola, ha visto como muchas libertades quedaban totalmente recortadas, pero es que no queda otra", ha lamentado.

Finalmente, Sebastià Vadell, empresario, ha destacado la importancia de intentar consumir en los comercios de proximidad que lo han pasado mal durante la pandemia del coronavirus. "Creo que hemos ganado en sensibilidad y que ahora valoramos mucho más los comercios de aquí. Creo que eso quedará de cara al futuro", ha resaltado.

Armengol conversa con ciudadanos afectados por la COVID-19 en su discurso de Año Nuevo
Comentarios