viernes. 23.02.2024
Archivo - La consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, y la directora del IbDona, Maria Duran.
Archivo - La consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, y la directora del IbDona, Maria Duran.

Así se ha acordado este jueves tras una reunión entre la consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, y representantes de consells insulares y Felib para analizar la situación de los casos de violencia de género en Baleares y buscar nuevos mecanismos para mejorar la detección y atención a las víctimas.

La reunión ha servido también para trasladar las conclusiones del comité de crisis del Ministerio de Igualdad del pasado 27 de enero que analizó los asesinatos de nueve mujeres, cinco de las cuales tenían interpuesta una denuncia contra el agresor, aunque dos finalmente la retiraron.

Según han señalado en una nota de prensa, entre algunas de las conclusiones a las que se llegó destaca la importancia de los acompañamientos a las mujeres para que no vayan solas a interponer la denuncia; la necesidad de una mayor implicación del entorno de las víctimas. También, que en los casos de alto riesgo, los jueces tengan en cuenta este escenario a la hora de suspender la pena de prisión con una sentencia de conformidad.

Garrido ha destacado que el objetivo es abordar de manera transversal la violencia hacia las mujeres y hacer un planteamiento conjunto para poder ofrecer mejores y mayores recursos a las víctimas de violencia machista.

Durante la reunión, se han explicado las tres propuestas que se trasladaron al Ministerio por parte de Baleares y que fueron aceptadas.

Según han apuntado, la primera es la realización de un estudio sociológico del contexto de la víctima para comprobar si habiendo indicios de maltrato no se han detectado por parte de los familiares, compañeros de trabajo, su médico de referencia, entre otros.

Conocer este contexto, las coincidencias y similitudes entre algunos casos, por ejemplo, permitiría poder incidir más directamente en estas mujeres más vulnerables, según han apuntado.

En segundo lugar, se propuso estudiar la relación entre los procedimientos judiciales de familia y la violencia que se acaba generando por situaciones derivadas del impago de la pensión de manutención.

Por último, se expuso el sistema del semáforo de indicadores del Servicio de 24 horas de la IB-Dona, que ha permitido detectar víctimas vulnerables y susceptibles de ser agredidas nuevamente y realizar más de 900 seguimientos desde su puesta en marcha.

Gracias a un seguimiento, que autoriza la víctima, mediante llamadas telefónicas periódicas se evitan situaciones de riesgo que pueden acabar derivando en agresión.

Baleares creará un comité de crisis para tratar casos de feminicidio