viernes 25/9/20

Baleares se queda sin parques infantiles para "proteger a los niños" de la COVID-19

La consellera de Salud, Patricia Gómez, ha anunciado este viernes el cierre de estas instalaciones en todas las Islas con la intención de frenar posibles contagios de menores en el comienzo del curso escolar.
Un parque infantil clausurado en Lloseta.
Un parque infantil clausurado en Lloseta.

Así lo ha indicado Gómez a lo largo de un encuentro con los medios de comunicación en el que ha aclarado que quedan fuera de esta suspensión los espacios cedidos por los ayuntamientos a los centros educativos para uso docente.

La conselleria de Salud y Consumo ha aprobado una nueva resolución que prorroga las medidas restrictivas aprobadas el pasado 28 de agosto así como la modificación de las contenidas en el plan de medidas aprobado en junio, relativas también a actividades deportivas y aforo de espectáculos.

Según ha explicado, las medidas tendrán una vigencia de 15 días desde la publicación en el BOIB.

La consellera ha insistido en que Baleares se encuentra en una segunda ola,  y ha expresado su deseo de hacer "todo lo posible" para aplanar la curva de contagios y de ingresos hospitalarios. Además del cierre de parques, la resolución dicta la suspensión de las actividades de ocio y tiempo libre infantiles.

En cuanto a las medidas relativas a las condiciones en que se tienen que desarrollar las actividades de tiempos libro destinadas en la población infantil y juvenil, las actividades, se tienen que llevar a cabo en grupos estables de hasta 10 participantes, y es obligatorio el uso de mascarilla para los participantes mayores de seis años.

Según ha indicado, el objetivo es proteger el regreso a las aulas de los 170.000 alumnos que han comenzado las clases y lograr que los colegios sean "los espacios más seguros", admitiendo eso sí, que es probable que se tenga que cerrar alguna escuela.

Igualmente, las nuevas medidas contemplan la prohibición de ferias, fiestas populares o verbenas, de organización pública o privada.

Las medidas afectan también a centros de promoción de la autonomía personal de personas mayores o con discapacidad y se fija que las actividades se presten "preferentemente" de manera presencial pero, ha apuntado Gómez, si esto no puede hacerse se tendrán que hacer con grupos burbuja estables o de manera telemática.

Actividades deportivas

La resolución fija también nuevas restricciones en actividades deportivas en sala y al aire libre.

Según ha concretado Goméz, las actividades estáticas y en sala, estarán limitadas a cuatro metros cuadrados por persona.

En las piscinas se limita la capacidad en carriles a seis metros cuadrados por persona pero si se trata de una actividad dirigida este espacio se reduce a cuatro.

En cuanto a actividades en pista el espacio queda fijado a 25 metros cuadrados por persona, el tenis por ejemplo. En los vestuarios el espacio se limita a tres metros por personas.

Para la práctica de actividades de equipo en campos al aire libre, se requiere un mínimo de 100 metros cuadrados por persona.

En todo caso, en las actividades estáticas en sala no se podrá superar la mitad del aforo y en el caso de otras actividades en instalaciones deportivas o al aire libre individual o colectivas no se podrá superar el 75 por ciento de la capacidad.

Aforos en espectáculos

De acuerdo con la resolución, los cines, teatros, auditorios, circos de carpa y espacios similares pueden llevar a cabo su actividad, con los asientos preasignados, siempre que no superen el 50 por ciento de la capacidad permitida en cada sala.

En el caso otros recintos, locales y establecimientos destinados a acontecimientos públicos y actividades recreativas diferentes de los que prevé el apartado anterior, pueden llevar a cabo la actividad siempre que el público permanezca sentado y que no se supere el 50 por ciento de la capacidad permitida, con un límite máximo de 300 personas para espacios cerrados y de 1.000 personas si se trata de actividades al aire libre.

En todo caso, la distribución del público asistente tiene que procurar la máxima distancia posible entre personas, a pesar de favorecer la agrupación de personas convivientes. Los espectadores tienen que llevar mascarilla protectora. No se permite ni comer ni beber en los establecimientos o espacios cerrados.

Estabilidad en la incidencia 

Por su parte, el portavoz del Comité de Seguimiento de Enfermedades Infecciosas, Javier Arranz, ha señalado que los últimos datos de positivos e ingresos por Covid muestran una "cierta estabilidad".

Arranz ha explicado que los cribajes masivos no están poniendo sobre la mesa grandes incrementos y que la transmisión se está "ralentizando".

Por otra parte, el portavoz ha destacado igualmente la "estabilidad" en las residencias donde se está estudiando, ha apuntado, la posibilidad de practicar estudios serológicos a personas asintomáticas con PCR positiva.

Puede darse, ha explicado, que en estos casos el contagio se hubiera producido unas semanas antes, que se mantuviera una carga viral baja, que se hubiera superado la enfermedad y se tuvieran defensas. A estos casos ya no se les trataría como casos activos por lo que no tendrían que aislarse.

En todo caso, ha apuntado, esta técnica implica una muestra sanguínea, que es más agresiva que una PCR.

Actualización de datos

Según el Servei balear d'Epidemiologia, dependiente de la Direcció General de Salut Pública i Participació, ha notificado hoy al Ministerio de Sanidad 317 casos más de personas con SARS-CoV-2. Dejando así, un total de 10.731 casos desde que se inició la pandemia, de los cuales actualmente 2.101 están activos, 50 más que ayer.

De estos casos comunicados, 9.042 corresponden a Mallorca, 326 a Menorca, 1.257 a Eivissa, 326 a Menorca y 106 a Formentera.

También se han comunicado 262 altas nuevas en los hospitales de la comunidad, llegando así a un total de 8.470 recuperados de COVID-19.

El Servei d'Epidemiologia ha notificado 5 defunciones más (2 de ellas en residencias para personas mayores), el archipiélago cuenta con 265 personas fallecidas por el virus.

Este viernes se han producido cuatro ingresos en UCI y ha descendido en 16 el número de ingresados en planta.

El portavoz del comité de enfermedades infecciosas de Baleares, Javier Arranz ha explicado que en las Islas la tasa de positividad de las PCR está en el 11,3 por ciento.

Movilidad de turistas

En relación a la inclusión de Mallorca por parte de la Unión Europea en las zonas que requerirán pruebas PCR a los turistas, la consellera Gómez ha destacado el trabajo conjunto con el Gobierno central para seguir seguir con el objetivo de continuar bajando una incidencia acumulada "preocupante" para que Baleares vuelva a ser una zona segura.

En todo caso, Gómez ha afirmado que se está a la espera de que se concreten estas decisiones para ver cómo afectarían a las Islas en relación, por ejemplo, al número de PCR que deberían hacerse en función del flujo de personas.

Baleares se queda sin parques infantiles para "proteger a los niños" de la COVID-19
Comentarios