martes 27/7/21

"Para evitar el colapso, el 70% de Baleares debe estar vacunado en junio"

Biel Company, presidente del PP de Baleares: "Desde el punto de vista sanitario, es evidente que el Govern ha ido siempre detrás del virus"

 

 

undefined
Biel Company es presidente del PP balear.

MALLORCA CONFIDENCIAL.- En su opinión, ¿en qué se ha equivocado y en qué ha acertado el Govern durante su gestión de la pandemia?

 BIEL COMPANY.- Vaya por delante que nadie esperaba una pandemia de estas características y, por lo tanto, no es una situación fácil de gestionar y es lógico que haya habido equivocaciones. Pero, más que equivocaciones puntuales, el problema de este Govern ha sido la improvisación permanente, las contradicciones, el rechazo frontal a cualquier ofrecimiento del principal partido de la oposición para llegar a acuerdos y, después, la opacidad y las mentiras.

Porque los ciudadanos pueden entender que se cometan errores, pero no se merecen una presidenta y un Govern que les trata como niños, con engaños y negando o falseando la realidad de las cosas. Y eso es lo que ha pasado con este Govern.

Desde el punto de vista sanitario, es evidente que el Govern ha ido siempre detrás del virus. En Baleares desconocemos el origen de 9 de cada 10 contagios, cuando en Canarias es al revés, conocen 9 de cada 10. No van a ciegas, como aquí y, por eso, el índice de contagios de Canarias es el menor de toda España.

Y sé que a la presidenta Armengol le molesta compararnos con Canarias, pero es que somos los dos únicos territorios insulares del Estado y, por lo tanto, si tenemos que compararnos con otra comunidad, es con Canarias y no con Madrid, como le gusta a ella. Es evidente que ha faltado una gestión sanitaria más preventiva y proactiva, con más tests, con controles en los puertos y aeropuertos mucho antes, con más cribados…

Y luego están las consecuencias económicas y sociales de la pandemia. Y aquí, desde el principio, siempre hemos criticado la insuficiencia de las medidas adoptadas por el Govern para salvar el tejido productivo de Balears. Una de las primeras propuestas que presentó el PP en el Parlament al poco de estallar la pandemia fue un plan de rescate de autónomos y pimes con ayudas directas y créditos por un importe de 350M€. Armengol y sus socios lo rechazaron y el tiempo nos está dando la razón.

MC.- Desde la oposición, ¿en qué situación ve en este momento a la sociedad mallorquina? Y, ¿cuáles son sus perspectivas?

BC.- Estamos en un momento muy delicado y difícil para muchas personas, que viven con incertidumbre y angustia su futuro laboral y personal. Hemos cerrado el 2020 con más de 40.000 parados más que hace un año, somos la CCAA con el mayor incremento porcentual respecto 2019, y eso es terrible. Son muchas familias y trabajadores que se encuentran en una situación complicada.

Y luego están otros muchos trabajadores que están en ERTE porque no hay actividad económica. El Govern presume de ERTEs, pero esta figura es solo una medida paliativa. Hay que evitar que estos ERTEs se conviertan en EREs y eso pasa por salvar el mayor número de empresas ahora.

Es verdad que nuestra dependencia del turismo nos ha hecho más vulnerables en esta crisis, pero también es verdad que tenemos el mejor producto posible para remontar esta situación, porque las islas tienen un gran atractivo y nuestros turistas son fieles y seguro que volverán a darse las circunstancias para que se reanude el turismo.

Pero, mientras tanto, el Govern como el Gobierno central deben evitar el colapso de nuestra comunidad y para eso se necesitan más ayudas a autónomos y pimes y una mejor financiación de Balears por parte del Gobierno de Sánchez.

MC.- ¿Considera que se están dando las condiciones para que el PP recupere las instituciones de las islas en las próximas elecciones?

BC.- Sinceramente, creo que ahora no es cuestión de intereses partidistas y réditos electorales de lo que estamos viviendo. Ahora es momento de trabajar juntos, todas las formaciones políticas, con agentes sociales, económicos y sociedad en general para sacar a nuestras islas del agujero en el que se encuentran.

En la última comparecencia de la presidenta Armengol en el Parlament, le ofrecí tres pactos: uno para aprobar un verdadero plan de rescate de autónomos y pimes con ayudas suficientes; un segundo pacto para gestionar los fondos que llegarán de Europa y un tercer pacto, para defender todos juntos los intereses de Balears ante el Gobierno del Estado en cuestiones como la financiación autonómica o el Régimen Especial de Balears, que dos años después sigue sin dotarse económicamente. La presidenta ni siquiera me contestó.

MC.- ¿Cómo prevé que el partido se acerque a la ciudadanía y a los distintos sectores de actividad durante los próximos dos años y medio?

BC.- Es un trabajo que ya venimos haciendo desde hace meses y que nunca hemos dejado de hacer. Esta pandemia ha cambiado muchas cosas y, posiblemente, también la relación de los partidos con la sociedad. Hay que ver cómo será la realidad post-covid, pero es indudable que las nuevas tecnologías marcarán las relaciones sociales todavía más y tendremos que adaptarnos a los nuevos hábitos.

Las redes sociales, los contenidos sectorizados, plataformas de contenido, etc, son herramientas que cada vez tendrán más importancia para escuchar a la gente y para trasladar las propuestas de nuestro partido. Queremos estar cerca de los problemas de la gente, de las necesidades de la calle, de las demandas de los jóvenes, de las familias, de autónomos, de nuestros mayores…

MC.- Imaginemos que vd. gana las elecciones y después se encuentra con una ‘patata caliente’ como la actual crisis sanitaria, económica y social derivada de la pandemia. ¿Cómo la encararía?

BC.- No sería la primera vez que eso pasa, porque aquí en Balears ya ocurrió en 2011, cuando heredamos del Pacte de izquierdas una comunidad al borde de la quiebra, que no tenía dinero para pagar las nóminas de sus trabajadores públicos y con más de 1.000 millones de facturas sin pagar en los cajones.

Y además, Europa, al contrario de lo que ocurre ahora que inyecta dinero para salir de la crisis, impuso unas limitaciones en el gasto y el déficit. Entonces aprobamos medidas legislativas como la Ley de Turismo, la Ley de Urbanismo o la Ley Agraria que ayudaron a dinamizar la economía, que atrajeron inversión y que redujeron trabas burocráticas.

Siempre he criticado la lentitud y las trabas de la administración, que en lugar de ayudar y facilitar las cosas a la población, las complica y dificulta. Esa sería una primera línea de actuación fundamental. Y luego, hay que bajar los impuestos, facilitar que haya más vivienda y más barata, porque nuestros jóvenes no pueden independizarse, apostar por un turismo de calidad basado en parámetros de sostenibilidad medioambiental y conseguir que tanto el Gobierno del Estado como Europa compensen de una vez por todas el coste que supone el hecho insular.

MC.- ¿Cómo valora a los candidatos para Mallorca y Palma, Llorenç Galés y Jaime Martínez?

BC.- Yo diría que son una mezcla de experiencia y juventud necesaria para volver a hacer del Partido Popular el partido referente y hegemónico tanto en Mallorca como en Palma. Llorenç Galmés, que es nuestro portavoz en el Consell, ha sido alcalde de Santanyí y también diputado en el Parlament, a pesar de su juventud. Conoce de cerca la Part Forana y la realidad de nuestras juntas locales.

Por su parte, Jaime Martínez es una persona con la que compartí Consell de Govern y fue uno de los artífices de la Ley de Turismo de 2012 que supuso un gran impulso en la modernización de nuestra planta hotelera. Una persona que ha decidido volver al primer plano de la política con ilusiones renovadas y por eso se lo agradezco públicamente. Creo que son dos excelentes candidatos.

MC.- Para que Mallorca se recupere necesita una temporada turística normal. En el PSIB admiten en privado que si no es la próxima, será su fin. ¿Qué piensa vd. al respecto?

BC.- Si no hay temporada turística, será una debacle y la muerte definitivamente de muchos negocios. Y esto no se quiere entender desde el Gobierno de Sánchez y parece que tampoco desde el Govern de Armengol. Salvar la temporada es fundamental para que en Balears no entremos en un colapso económico, y para ello es básico que el 70% de la población esté inmunizada antes de junio y si puede ser en mayo, todavía mejor.

Ese debería ser ahora el único y principal objetivo de Armengol. Conseguir como sea que haya una inmunidad colectiva antes del verano y no después, como ha asegurado Sánchez.

MC.- Ha habido varias polémicas políticas desde el inicio de la pandemia por la COVID-19, entre las que hasta ahora destacaba la del Hat Bar. Pero, ¿es más seria la de los altos cargos que se han vacunado sin que les correspondiese todavía?

BC.- Creo que son igual de graves y en ambos casos, la manera de actuar de la presidenta Armengol y del Govern ha sido la misma: primero intentar tapar los hechos, después negarlos cuando se hacen públicos y más tarde, inventarse justificaciones ridículas para no reconocer la realidad. Porque si los hechos son graves, peor todavía es la mentira y la opacidad de este Govern.

En cualquier otro país, la presidenta Armengol debería haber dimitido por infringir de manera grave sus propias normas. Y los cargos políticos que se han saltado el protocolo para vacunarse el primer día también deben dimitir por decencia y ética. Lo han hecho en otras comunidades autónomas y aquí también deben dimitir. Pero ya sabemos que Armengol acostumbra a practicar lo contrario de lo que predica.   

"Para evitar el colapso, el 70% de Baleares debe estar vacunado en junio"
Comentarios