jueves 6/8/20

Cerca de 2.000 efectivos velarán por la seguridad del turismo en las Islas

Entre los objetivos del dispositivo policial está incrementar la vigilancia y el control preventivo
Cerca de 2.000 efectivos velarán por la seguridad del turismo en las Islas

Un refuerzo de 2.000 agentes de Policía Nacional y Guardia Civil se movilizará este verano en Baleares para la temporada, según ha informado este jueves la Delegación del Gobierno en Baleares.

El secretario de Estado de Interior, Rafael Pérez Ruiz, y la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, han presentado estos planes y campañas en una rueda de prensa en Málaga, donde han insistido en que el propósito es garantizar la protección de la campaña veraniega y "consolidar España como uno de los destinos turísticos de referencia y más seguros del planeta".

La Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior activó el pasado 1 de julio la Operación Verano 2020 en las nueve comunidades autónomas de mayor afluencia turística de su demarcación, en la que participan más de 40.000 agentes de Policía Nacional y Guardia Civil. De ellos, 2.000 se movilizarán a Baleares hasta el próximo 30 de septiembre.

La delegada del Gobierno en Baleares, Aina Calvo, ha valorado que estos agentes "reforzarán la vigilancia en las principales zonas turísticas y garantizarán la seguridad a toda la ciudadanía".

Objetivos del dispositivo

Entre los objetivos del dispositivo policial está incrementar la vigilancia y control preventivo en vías de comunicación urbanas e interurbanas, estaciones, puertos, aeropuertos, hoteles y playas, así como cuando se celebren acontecimientos de todo tipo que impliquen una gran concentración de personas.

Además, este verano, los agentes de ambos cuerpos velarán por el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias. Entre otras misiones, garantizarán la distancia social en los espacios públicos de acceso, tránsito o estancia y en los medios de transporte, así como el uso de la mascarilla.

Plan de turismo seguro

El despliegue policial se verá complementado con el Plan Turismo Seguro, que pretende evitar delitos que suelen sufrir los turistas, ya sean nacionales y extranjeros. Para ello, la Delegación del Gobierno en Baleares ha intensificado los planes preventivos frente a la delincuencia itinerante y a los robos en viviendas.

Este dispositivo prestará además especial atención a un posible incremento de las ciberestafas, dado el considerable crecimiento del uso de internet para reservar alojamientos o contratar paquetes de viaje.

La Delegación del Gobierno en Illes Balears intensificará para ello los contactos y reuniones con el sector turístico del archipiélago, así como con las policías locales.

Cerca de 2.000 efectivos velarán por la seguridad del turismo en las Islas
Comentarios