viernes. 19.08.2022

Las clínicas privadas piden que se forme a rastreadores que no sean personal sanitario

Alertan a la consellera de Salut, Patricia Gómez, de las dificultades de contratación que han tenido este verano, especialmente de personal de enfermería, y recuerdan que hay que prepararse para la campaña de invierno.
EuropaPress_2746870_central_coordinacion_covid-19
Central de Coordinación Covid-19, con la que deberán mantener contacto permanente los rastreadores.

Así lo indica Carmen Planas, presidenta de la Unión Balear de Entidades Sanitarias (UBES), en la carta que ha remitido a la consellera, en la que expone su preocupación por la escasez de personal sanitario, especialmente de enfermería, que se prevé ante el aumento de la actividad que se dará de cara al invierno. 

Esta entidad señala que algunos centros tienen ya "dificultades puntuales para cubrir ciertas posiciones" debido a la situación actual de pandemia y las bajas laborales que provoca. Además, "este verano no se ha podido contar con los refuerzos que venían de la Península de forma habitual", precisa en un comunicado.

Una problemática que se acentúa en el caso del personal de enfermería, ya que muchos profesionales "han sido contratados para ejercer las tareas de rastreo de contactos de los positivos por COVID-19". UBES ha querido alertar a la consellera sobre los problemas puntuales de escasez de personal que se han dado este verano "se agravarán cuando se acerque el invierno", cuando se incrementa la actividad clínica.

Rastreadores no sanitarios

Por ello, "pedimos a la Conselleria que estudie la posibilidad de encargar las tareas de rastreo de contactos de los positivos por COVID-19 a otros profesionales sanitarios que no sean de enfermería, o incluso a no sanitarios, de forma que se puedan liberar recursos muy necesarios para la asistencia directa en áreas de hospitalización y otros servicios clínicos. Lo consideramos del todo necesario", explica Carmen Planas.

En este sentido, UBES considera acertada la petición del Govern para integrar cien efectivos del Ejército como rastreadores.

Las clínicas privadas piden que se forme a rastreadores que no sean personal sanitario
Comentarios