martes. 06.12.2022

El combustible ha subido más de un 20% en menos de un año

Baleares es la autonomía donde se paga más caro, con 134,2 € el litro, lejos de los 123,2 € de Murcia
undefined
Llenar el depósito es más caro en Baleares que en la península.

El precio del combustible ha crecido más de un 20% desde el pasado mes de otubre y, de hecho, Baleares es la autonomía donde se está pagando más caro, con 132,4 euros el litro, frente a los 123,2 euros de Murcia, la más barata de todas las comunidades.

Así lo ha indicado en un comunicado la Federación Empresarial Balear de Transporte (FEBT), en el que ha alertado sobre la repercusión que estos elevados precios tendrán sobre el coste para el usuario final de bienes y servicios que supongan algún tipo de traslado.

Para la patronal, la falta de aplicación de un verdadero y efectivo Régimen Fiscal y Económico que paliara dicha diferencia histórica, siempre al alza, entre los precios del combustible de la península y Baleares, es el verdadero problema que ahora se encuentran las Islas.

A ello se suma la notable subida y encarecimiento de los impuestos que gravan el gasóleo y el resto de combustibles. Todo ello supone una "repercusión directa" en el aumento de costes de todos los servicios de transporte profesional en Baleares, que se trasladarán al consumidor.

Según los datos de que dispone la FEBT, su gerente, Salvador Servera, ha manifestado que la situación se empieza a hacer insostenible si sigue aumentando el precio del gasóleo profesional una vez que la mayoría de servicios de transporte turístico fueron alcanzados con unos precios cerrados, siempre y cuando la situación de dichos precios se mantuvieran.

Los datos aportados por el Gobierno central son muy claros: Si en octubre de 2020 el precio medio del gasóleo profesional se situaba en el 1,0269 euros, en junio de 2021, dicho precio alcanza la cifra de 1,2355 euros, es decir, más de un 20% de encarecimiento de dicho combustible, sin tener en cuenta que dicho incremento será todavía mayor cuando se dispongan de los datos del mes actual, todavía sin contabilizar.

En resumen, los precios de los carburantes siguen marcando máximos anuales semana tras semana, manteniéndose en niveles no vistos desde 2018 en el caso del gasóleo. A día de hoy, llenar un depósito es un 22,5% más caro que hace un año.

Luz también encarecida

Los costes de la energía de la electricidad también afectan este verano a las empresas, ya que en lo que va de año, la luz se ha disparado un 25% respecto a 2020.

Por tanto, la FEBT reivindica a la Administración en general, tanto autonómica como Central, que de una vez por todas apliquen un precio medio del combustible similar al que se da en la península, a la vez que dejen de aplicar estas notable subidas en los impuestos que gravan el combustible, haciendo que cada día que pasa alcance nuevos máximos históricos.

Y recuerda que esto tiene como consecuencia la rebaja de la rentabilidad y competitividad de todas las empresas de Baleares, y en especial las del sector del transporte profesional, tanto de viajeros como de mercancías.

El combustible ha subido más de un 20% en menos de un año
Comentarios