lunes 25/10/21

El 8% de las familias de Baleares padecen síntomas de pobreza

Los hogares con carencia material severa eran solo el 2,8% en 2019, pero la pandemia ha empeorado la situación
El paro a causa de la crisis está incrementando la carencia material. (Archivo)

La pobreza va en crecimiento en Baleares desde que se inició la crisis a causa de la pandemia por la COVID-19. Así, mientras en 2019 solo un 2,8% de los hogares sufrían carencia material severa, el año pasado esa proporción se situó en el 8%, con un incremento de 5,1 por ciento.

En toda España, algo más de 1,3 millones de hogares sufren ese tipo de situación, que pasa por no poder comer carne o pescado cada dos días, no poder mantener en la vivienda una temperatura óptima, no poder permitirse disponer de automóvil, teléfono o una lavadora, entre otros.

Y, todo ello cuando se cumplen seis años de la firma de los Objetivos de Desarrollo Sostenible -25 de septiembre-. A Baleares le acompañan en el furgón de cola Extremadura (7,6%) y Murcia (7%), respectivamente. Las tres son las comunidades donde más ha repuntado la pobreza.

Aün así, un estudio divulgado por la consultora AIS Group también destaca el ascenso que han experimentado en el 2020 de hasta el 12% en Canarias, el 10% en la Comunidad Valenciana y el 8% en Andalucía. Comunidades todas ellas también muy afectadas por la carencia material.

Uno de los aspectos más preocupantes es la evolución de los precios del consumo eléctrico. En este sentido, el informe señala que un 11% de las familias tenía el año pasado dificultades para lograr mantener la casa a una temperatura conveniente, frente al 7,6% de 2019.

Esto supone unos 2 millones de familias afectadas por la carestía de la factura eléctrica, mientras que un año antes no llegaban al millón y medio. Una situación preocupante ante el elevado precio actual de la luz.

¿Cuándo padece carencia material severa un hogar?

  1. Cuando no puede permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año.
  2. Cuando no puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días.
  3. Cuando no puede permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada.
  4. Cuando no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos (de 650 euros).
  5. Cuando ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal (hipoteca o alquiler, recibos de gas, comunidad...) o en compras a plazos en los últimos 12 meses.
  6. Cuando no puede permitirse disponer de un automóvil.
  7. Cuando no puede permitirse disponer de teléfono.
  8. Cuando no puede permitirse disponer de un televisor.
  9. Cuando no puede permitirse disponer de una lavadora.

El 8% de las familias de Baleares padecen síntomas de pobreza
Comentarios