viernes 6/8/21

9 carteristas detenidos por hurtar a turistas en el centro de Palma

Se hacían pasar por visitantes para pasar desapercibidos y así robar más fácilmente en establecimientos

 

 

La Policía Nacional y la Policía Local de Palma realizaron ayer miércoles un operativo conjunto, desarticulando el núcleo central de una organización dedicada al hurto a turistas que operaba en el casco histórico de la ciudad, zona de gran afluencia de visitantes, y también en otros municipios de Mallorca.

El resultado de la llamada 'Operación Transilvania' ha sido hasta ahora la detención de nueve personas por varios delitos de hurto. Lo que ha supuesto desarticular un gtrupo criminal organizado que estaba integrado por veteranos carteristas con numerosos antecedentes policiales.

De hecho, sus historiales no se habían labrado solo en Mallorca, sino también en Málaga, Tenerife y otros enclaves turísticos costeros. Sin embargo, desde el año 2019 habrían conformado una auténtica organización con 'base de operaciones' en Playa de Palma y s'Arenal, de Palma y Llucmajor.

Según fuentes policiales, algunos de sus miembros vienen perpetrando hurtos en distintos puntos de la geografía nacional desde hace una década, pero su potencial delictivo se incrementó enormemente al cuajar varias 'collas' de carteristas en una
auténtica organización criminal.

De hecho, se les ha pasado a considerar así al descubrir que los integrantes comparten recursos, se dan apoyo y se distribuyen estratégicamente de manera coordinada para lograr sus propósitos, 'modus operandi' y hasta siete collas, que están constituidas por lo general por una mujer que oficia de 'picadora'.

Este puesto está reservado a la persona de mayor habilidad del equipo, cuya misión es introducir sus dedos con sigilo en bolsos o
prendas de las víctimas para sustraer carteras, móviles y otros bienes. Junto a ella, un varón (a menudo pareja de la anterior), realiza labores de selección de víctimas y distracción de las mismas mientras su socia perpetra el hecho.

Y, a los anteriores, cabe sumar una tercera persona que realiza labores de apoyo, en especial manteniendo un vehículo con el motor encendido en las inmediaciones para facilitar una rápida huida de ser preciso.

Operativo policial conjunto

Las investigaciones han sido desarrolladas por un operativo constituido por personal de ambos cuerpos policiales, que ha aunado esfuerzos para poner fin a la proliferación de este tipo de mafias en la isla, siguiendo la línea de trabajo que permitió el año pasado desarticular una de las mayores organizaciones de este tipo de Europa.

El desenlace de le 'Operación Transilvania' ha consistido en siete registros domiciliarios, fundamentalmente en establecimientos hoteleros de Palma, pero también en un chalet vacacional que tenían arrendado algunos de los sospechosos; nueve detenidos, y dinero en efectivo incautado.

Concretamente, en los registros se ha intervenido más de 6.000 euros en efectivo, así como divisas de otros tres países, más de quince teléfonos móviles y complementos y prendas de vestir de alta gama, presumiblemente sustraídos, junto con herramientas de trabajo empleadas por los sospechosos para perpetrar los hurtos.

Envíos de dinero internacionales

También se han encontrado planos turísticos de numerosas localidades para camuflarse entre los visitantes, pañuelos usados como “muleta” para despistar a sus víctimas y numerosos documentos acreditativos de sus actividades, especialmente justificantes de sustanciosos envíos de dinero a su país de origen.

Además del dinero intervenido, presumiblemente el botín de apenas unas pocas jornadas de “trabajo”, se suma los envíos de dinero al extranjero y movimientos de dinero entre cuentas bancarias, un entramado financiero que aún se encuentra en fase de investigación, estimando los investigadores que esta actividad delictiva podrían reportarles varios cientos de miles de euros
en efectivo cada temporada.

9 carteristas detenidos por hurtar a turistas en el centro de Palma
Comentarios