lunes 23/5/22
Un agente de la Policía Nacional. | Archivo.
Un agente de la Policía Nacional. | Archivo.

La Policía Nacional han detenido a un chico, menor de edad, por su presunta participación en delitos de 'Child Grooming', provocación sexual, distribución de pornografía infantil, amenazas y revelación de secretos.

Según ha informado la Policía Nacional este domingo en una nota de prensa, la investigación se inició tras la recepción de la denuncia de un menor de edad, quien manifestaba que había contactado con él, a través de una red social, un perfil de una supuesta chica a la que, tras algunas conversaciones, había enviado una serie de fotografías y vídeos de carácter íntimo, en los que aparecía la víctima desnudo.

A partir de ese momento, el presunto autor de los hechos, quién se había hecho pasar por una chica, comenzó a amenazar a la víctima y a coaccionarle con difundir a sus amigos, familiares y compañeros de colegio todo el contenido del que disponía, si no seguía enviándole más imágenes de contenido sexual.

LA VÍCTIMA NO AGUANTÓ MÁS Y LE CONTÓ LO SUCEDIDO A SUS PADRES

A partir de ese momento, la víctima no accedió más a lo solicitado por el presunto autor, y éste procedió a cumplir las amenazas y a compartir los archivos de los que disponía entre amigos y compañeros de clase del denunciante.

En el transcurso de la investigación, se lograron identificar un total de 11 víctimas, todas menores de edad, quienes como en el caso anterior habían contactado con un perfil falso de una red social bien aparentemente de un chico o de una chica, pero siempre controlado por el presunto autor de los hechos, enviándoles imágenes de contenido sexual al pensar que se encontraban tratando con un perfil de otro menor de edad auténtico.

Tras las gestiones de investigación se logró identificar al presunto autor de los hechos, un menor de edad, quién mediante una compleja trama de ingeniería social, había abierto múltiples perfiles en una red social, tanto a nombre de chicos como de chicas, todos con apariencia de menores de edad, con el único fin de contactar con otros menores y tras ganarse su confianza conseguir que le enviasen archivos de producción propia de contenido sexual.

CUANDO LAS VÍCTIMA DEJABAN DE ENVIAR CONTENIDO SEXUAL, EL PRESUNTO AUTOR LLEVABA A CABO SUS AMENAZAS

En el momento en que el presunto autor de los hechos conseguía alguna imagen de este tipo, comenzaba a amenazar constantemente a las víctimas para que le enviasen más archivos del mismo tipo. La Policía señala que varias de las víctimas informaron que en el momento que no accedieron a enviar más material pedófilo, el denunciado llevaba a cabo sus amenazas compartiendo los archivos de los que disponía en el entorno de las víctimas.

En el transcurso de la investigación y una vez identificado el presunto autor, por parte del Grupo de Delincuencia Económica y Delitos Tecnológicos se llevó a cabo un registro domiciliario, con la debida autorización Judicial, procediéndose a la detención del presunto autor, localizando en el transcurso del registro, que éste efectivamente gestionaba las cuentas investigadas, procediendo a intervenir material de almacenamiento informático con gran cantidad de información que se encuentra en proceso de análisis.

Para la Policía, llama la atención las medidas de seguridad adoptadas por el detenido, como el uso de diferentes cuentas de correo electrónico y perfiles sociales, tanto de chicos como de chicas que eran usados por éste para cometer los hechos delictivos.

LA INVESTIGACIÓN CONTINÚA ABIERTA

La Policía Nacional, en vista del auge que está teniendo este tipo de práctica delictiva, ha aprovechado para recordar, en especial a los jóvenes, que deben tener cuidado y estar siempre alerta al utilizar cualquier tipo de red social, solo confiar en los perfiles de personas a las que conozcan personalmente y evitar el envío de imágenes o vídeos comprometedoras a cualquier persona conocida o no, con el fin de evitar ser víctimas de estos delitos y en consecuencia de verse amenazados, coaccionados y que se distribuyan sus imágenes a través de internet.

El Grupo de Delincuencia Económica y Delitos Tecnológicos ha hecho, asimismo, hincapié en que el mero hecho de compartir o bien solicitar imágenes de desnudos o contenidos sexuales de menores, es un hecho delictivo tipificado en el código penal y ello es perseguido por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Detienen a un menor por varios delitos relacionados con el 'Child Grooming'