jueves 24/6/21

A disposición judicial los 7 torturadores de un discapacitado en Manacor

La Policía Nacional considera que vejaron y humillaron gravemente a la víctima, con capacidad intelectual mermada
EuropaPress_3288273_coche_patrulla_policia_nacional_mahon
Un coche patrulla de la Policía Nacional.

La Policía Nacional ha puesto a disposición judicial a los siete individuos detenidos por, presuntamente, vejar y humillar gravemente a una persona con discapacidad intelectual en Manacor, tatuándole penes en la cara, sellándole los labios con pegamento y cosiéndole los dedos de los pies, entre otras prácticas abusivas.

Además, los agentes imputaron a una octava persona -madre de uno de los presuntos autores y propietaria del domicilio donde sucedieron los hechos- la cual ha prestado declaración en dependencias policiales como investigada, abandonando las mismas al acabar los trámites pertinentes.

Presuntamente, víctima y detenidos habrían acordado previamente llevar a cabo un “concurso” –consistente en diversas pruebas que, a su vez, estaban penadas con distintos castigos- cuya finalidad era cambiar el 'look' de la víctima, si bien los arrestados habrían aprovechado su vulnerabilidad para humillarlo.

Según lo denunciado, la víctima -un hombre de 34 años con discapacidad intelectual- había colgado un anuncio en una conocida red social por el que invitaba a personas desconocidas a cambiar su look a través de una serie de pruebas, que incluían castigos que no debían consistir en agresiones violentas o sexuales.

A partir de este momento, contactó con siete personas y, entre todos ellos, establecieron las bases y reglas del supuesto “concurso”, que ha acabado tan trágicamente.

Trasladado a un piso

Los hechos desvelados por la Policía Nacional apuntan a que, el pasado viernes, dos de las investigadas citaron a la víctima en un lugar público de la ciudad mallorquina y, con los ojos vendados, la condujeron hasta un piso donde le esperaban otras cinco personas.

Una vez en el lugar le retiraron y fotografiaron el DNI amenazándole con que, si no cumplía con los términos y condiciones del concurso, lo denunciarían. A partir de entonces comenzaron las pruebas, entre las que se incluían numerosos ejercicios físicos que no era capaz de realizar y por la que recibió diferentes castigos.

Entre otras “pruebas”, y según lo manifestado por el denunciante, los presuntos agresores le desnudaron y subieron a la azotea del edificio donde, tras arrojarle una botella de agua fría por encima, lo obligaron a permanecer durante 30 minutos, provocándole mareos e hipotermia.

Tatuajes y lesiones

Además le realizaron tatuajes en cara y cuerpo y le causaron lesiones en los pies que le impedían andar con normalidad. Las pruebas y castigos continuaron durante todo el fin de semana hasta que, el domingo por la mañana, la víctima quiso marcharse al no encontrase bien pero no lo hizo por miedo a represalias.

Finalmente, y tras contactar con una amiga por teléfono -que fue quien avisó a los agentes a través del 091- la víctima abandonó el piso en el que se encontraba y los agentes detuvieron a siete personas como presuntas responsables de los hechos.

A disposición judicial los 7 torturadores de un discapacitado en Manacor
Comentarios