sábado 23/10/21

Empresas y trabajadores en vilo ante el inminente fin de los ERTE

Los expedientes se extinguirán el próximo 30 de septiembre y las autoridades aún no han decidido si los prolongarán
Un camarero atendiendo a comensales.

La quinta prórroga de los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) concluye dentro de dos semanas, el 30 de septiembre, desde las principales patronales del sector servicios en Baleares se ha pedido que se prolonguen hasta que se normalice la situación económica y se suspendan las restricciones.

Sin embargo, el Gobierno aún no ha desvelado cuáles son sus intenciones y la industria y los trabajadores se temen lo peor: pasar un invierno sin actividad o muy baja, quizá con nuevas restricciones y, además, sin el paraguas económico que suponen esos expedientes que tan providenciales están resultando durante la pandemia por COVID-19.

En total, son unos 90.000 empleados de las islas los que se verán afectados por la decisión que se adopte en los próximos días sobre los ERTE. Las patronales de Comercio y Restauración de PIMEM ya se han pronunciado, lo mismo que las hoteleras (FEHM, ACH y CEHAT), a todas ellas se suma este viernes Restauración CAEB, que también "exige" que se prorroguen.

La patronal de restauración ha instado al Govern balear "a tomar las medidas de protección del empleo y garantizar la viabilidad de las empresas, para lo cual solicitamos concretar las medidas excepcionales que le han de ser de aplicación en relación a la extensión de los ERTE". Aunque cabe precisar que las decisiones sobre estos expedientes corresponden al Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Y, en la misma línea, solicitan también a la Administración autonómica que "proceda a realizar una campaña de apoyo a las medidas especificadas de protección del empleo de los trabajadores de la hostelería, por el bien de nuestras islas y del estado español", ha remarcado la patronal sectorial.

Por tanto, lo que al parecer busca Restauración CAEB en este caso es que el Govern se implique "mediando" en favor de los microempresarios autónomos y las pequeñas y medianas empresas del sector de restauración "hasta el próximo año 2022", ya que previsiblemente los ERTE serán necesarios hasta el próximo verano.

Un año y medio de incertidumbre

Cabe recordar que "una gran cantidad de trabajadores de la hostelería se encuentran todavía a día de hoy en un ERTE" y llevan en esta situación 18 meses, incluso en algunos casos dos años, ya que finalizaron su actividad al acabar a temporada alta de 2019 y todavía no han vuelto a su empleo.

Y añaden que "la realidad es que a escasos 15 días de que se ponga fin a la quinta extensión de este esquema de protección, todavía no se ha hecho un comunicado oficial en que se acuerde una necesaria y nueva prórroga" de los expedientes. Una situación que de hecho ya se produjo el año pasado en estas fechas, provocando gran incertidumbre y malestar.

Cabe recordar que la hostelería, así como el turismo y el comercio han sido algunas de las actividades más afectadas y con un proceso de recuperación más lento a lo largo del último año y medio (a diferencia de lo que ocurrió en la crisis económica del año 2008). Y en especial, Baleares y Canarias por la fuerte dependencia del turismo internacional.

Empresas y trabajadores en vilo ante el inminente fin de los ERTE
Comentarios