lunes. 30.01.2023
Futbolista celebrando
Futbolista celebrando

El pasado Mundial de Catar nos ha hecho reflexionar sobre algo que cada vez está más extendido. Se trata del uso de sistemas de inteligencia artificial para analizar y pronosticar el resultado de eventos deportivos. Sin embargo, esta tecnología ha demostrado ser incapaz de acertar el devenir de las competiciones por muchos datos que se le ofrezcan.

La esencia del deporte

Es muy difícil acertar el resultado de un encuentro deportivo. Esta es la conclusión a la que hay que llegar cuando se ven previsiones hechas por sistemas que una y otra vez terminan equivocándose.

Una cosa curiosa que solo sucede en el ámbito del deporte es que los consejos para hacer pronósticos de LaLiga son más acertados cuando los hacen especialistas deportivos que cuando vienen ofrecidos por sistemas informáticos.

El motivo de ello es complejo. Para empezar, los analistas tienen en cuenta variables ajenas al deporte que cuesta mucho valorar por parte de las inteligencias artificiales. Se puede poner como ejemplo de nuevo el Mundial de Catar. A priori, la mayoría de sistemas daban a Bélgica como una de las semifinalistas. Sin embargo, los problemas de convivencia durante el torneo repercutieron en el desempeño en el campo terminando por hacer que los Diablos Rojos se fueran a casa en la fase de grupos.

Estos detalles extradeportivos son los que cuestan más a las inteligencias artificiales y no tanto a los analistas humanos.

Estadio de fútbol
Estadio de fútbol

¿Es imposible hacer pronósticos acertados?

En absoluto, el fútbol y cualquier otro deporte se prestan a que se puedan hacer previsiones de resultados. El problema se encuentra en el tipo de torneo en las que se hagan. Una vez más tenemos que echar un ojo al Mundial y compararlo con la liga.

En esta última competición, es mucho más fácil acertar el vencedor para las inteligencias artificiales. Un torneo largo en el que lo que prima es la regularidad y en el que los equipos atraviesan malos y buenos momentos termina premiando realmente al mejor. Sin embargo, en un Mundial, un mal partido o un error puntual pueden acabar con los equipos favoritos de una forma inesperada.

Por ello, los pronósticos para la liga española, para la Premier o para cualquier otra competición regular suelen acertar en la mayoría de los casos. Basta con ver las simulaciones que hacen a principio de temporada las casas de apuestas o las entidades especializadas para comprender que sí que se pueden hacer previsiones y que estas suelen dar en el clavo la mayoría de las veces.

Puede que en un futuro esto suceda también en eventos más cortos. Parece poco probable, eso sí. Precisamente, estos torneos son tan emocionantes porque son prácticamente imprevisibles, lo que impide un correcto pronóstico por parte de los sistemas informáticos.

En definitiva, sí es posible hacer pronósticos en el fútbol y en otros deportes. Lo que es imposible es que estos acierten siempre, especialmente en torneos cortos en los que hay detalles que pueden cambiarlo todo.

¿Es posible hacer pronósticos fiables en el fútbol?
Comentarios