domingo. 03.07.2022

Cursach: Fiscalía aporta las declaraciones de cinco acusados y exigen que no se admitan

La defensa del ex jefe de Policía Local: "Es la primera vez que no logro manejar un expediente judicial por el ocultismo"
Abogados de la defensa del caso Cursach. | Isaac Buj / Europa Press.
Abogados de la defensa del caso Cursach. | Isaac Buj / Europa Press.

El Ministerio Fiscal ha aportado, este jueves durante la cuarta jornada del juicio oral del caso Cursach, las declaraciones por escrito y en formato PDF de cinco acusados --Bartolomé Capó, Carlos Vallecillo, Carlos Tomás, Tomás Mas y Daniel Montesinos-- después de que el abogado de la defensa del subsinspector de la Patrulla Verde de la Policía Local de Palma haya planteado, en sus cuestiones previas, que "nunca ha declarado en esta causa".

El fiscal Tomás Herranz ha negado esta afirmación y ha pedido al Tribunal que no tenga en cuenta esta alegación del letrado de la defensa Eduardo Morey. Por ello, ha entregado las cinco carpetillas a la Sala con los testimonios tomados en sede durante la fase de instrucción. "Se pretendía aportarlo en el momento de presentar nuevas pruebas, pero como en cuestión previa se alega pues tenemos que hacerlo ahora", ha remarcado.

Ante esto, el resto de abogados de la defensa ha exigido que estas declaraciones no sean admitidas. "Nos oponemos frontalmente a su admisión porque hay una fase de instrucción en la que se aportan estos documentos, no ahora. No se puede aportar al inicio de la vista oral unos testimonios de investigados, que son la base de toda acusación", ha reclamado.

Sin embargo, Fiscalía ha rechazado esta afirmación y ha indicado que "claro que pueden aportar pruebas" en esta fase porque está contemplado en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, "igual que lo pueden hacer el resto de partes", ha sostenido el fiscal Herranz.

Durante de esta jornada del juicio del caso Cursach, varios letrados de la defensa han expuesto sus cuestiones previas. En detalle, han sido los abogados Jaime Campaner, Eduardo Morey y Daniel Rodríguez Rincón.

MUT, ACUSADO SÓLO DE PREVARICACIÓN

Al comienzo, el Ministerio Fiscal ha aclarado que el jefe de la Policía Local de Palma, Joan Miquel Mut, sólo está acusado de prevaricación y no de omisión de perseguir delito.

Con este apunte, el ex comisario de Palma sólo se enfrenta a 10 años de inhabilitación y no a 12. El fiscal Tomás Herranz ha reconocido el error de haber tachado el relato de los hechos en torno a este delito, pero no en la calificación.

Previamente, el abogado de la defensa del ex jefe de la Policía Local de Palma, Joan Miquel Mut, ha aseverado que es "la primera vez" que no logra manejar un expediente judicial "por el ocultismo con el que se ha trabajado en la instrucción por conveniencia o en modo estratégico".

Así de contundente se ha mostrado el letrado Jaime Campaner, quien ha planteado, en su turno, cuatro cuestiones previas por las que pide la nulidad del auto de apertura de juicio oral, con lo que Mut dejaría de estar acusado.

Después de que el Tribunal de la Sala haya pedido a los letrados agilidad en la exposición de sus cuestiones previas, la defensa de Mut ha solicitado, como primera cuestión previa, la nulidad de la apertura de juicio oral contra Mut por la vulneración de los derechos fundamentales del procesado y que se vuelva a la "ortodoxia procesal".

En este sentido, ha relatado cómo en la instrucción judicial hay dos autos de procesamiento, uno de 2018 y otro de 2019. En este último, su representado no está, ha señalado Campaner con lo cual ha definido esto como una "esquizofrenia procesal". "El auto de 2019 no especifica que sea una ampliación del de 2018. Denunciamos este doble auto de procesamiento. ¿Por qué tiene que parecer normal que haya dos autos con la trascendencia que eso tiene?", ha cuestionado, para después sentenciar: "Desde luego normal no es".

Por ello, ha subrayado que el juez instructor de la causa "no puede inventar el proceso, debe estar al imperio de la ley. "Este efecto mariposa no puede servir para confundir ni al investigado ni tampoco a su defensa", ha recalcado, para acabar la primera alegación: "Esta instrucción está en las antípodas del derecho equitativo".

En segundo lugar, ha subrayado que contra su representado, el ex comisario Mut, se ha abierto juicio oral por dos delitos --posteriormente la Fiscalía ha aclarado que sólo le atribuyen uno--, y uno de ellos no es constitutivo de delito. Sobre el de prevaricación, el letrado ha afirmado que Mut no dictó resolución administrativa alguna porque no podía hacerlo.

Seguidamente, ha expuesto, como tercera cuestión previa, que el episodio de 2007 que describen en la causa sobre Mut estaría prescrito, con lo cual no se le puede juzgar y, como cuarta cuestión previa, ha subrayado que al no estar las defensas presentes en interrogatorios de testigos, hubo falta de contradicción. "Algo cocinado a espaldas de las defensas es una razón de más para extirpar cualquier material producido sin contradicción", ha terminado.

"LA INSTRUCCIÓN HA SIDO UNA AUTÉNTICA LOCURA"

En su turno de palabra, el abogado Eduardo Morey, que representa al subinspector de la Patrulla Verde de la Policía Local de Palma Bartolomé Capó, para quien la Fiscalía pide 15 meses de prisión y 28 años de inhabilitación por un delito de pertenencia a grupo criminal, prevaricación y revelación de secretos, ha sostenido que la instrucción judicial de esta causa "ha sido una auténtica locura".

"Para que acusar a alguien y esté en el banquillo, es necesario que haya declarado", ha subrayado, para después indicar que pese a que su representado no lo hizo, el juez Manuel Penalva --primer instructor de la causa-- "consideró el material suficiente, lo dio por bueno y lo inculpó".

Además de señalar la vulneración del derecho de defensa provocando indefensión a su representado, ha remarcado que se han obviado las referencias espacio temporales para delimitar los hechos delictivos. "¿Esto es un escrito de acusación serio? No se debería apreciar apertura de juicio oral contra mi acusado", ha exigido.

En los mismos términos, el letrado se ha expresado sobre el derecho a un juez imparcial y, por ello, ha remitido a lo que este miércoles expuso la defensa de Bartolomé Sbert: "La instrucción debe ser declarada nula de forma radical desde el primer momento. Si estos señores son condenados --en referencia a Penalva y Subirán--, el desastre que tendríamos sería máximo porque se debería declarar nulo todo lo actuado".

"SUBIRÁN TENÍA VERDADERO ODIO A LA PATRULLA VERDE"

Por su parte, el abogado Daniel Rodríguez Rincón, que representa al agente Nicanor Góngora y al oficial de la Patrulla Verde Gabriel Torres, ha aseverado que el fiscal Miguel Ángel Subirán, que será juzgado por el Tribunal Superior de Justicia de les Illes Balears (TSJIB) junto al juez Penalva, tenía "verdadero odio a la Patrulla Verde" y a su representado en concreto.

"Le molestaba un aire acondicionado en su vivienda hasta el punto que empezó a interponer denuncias en el Ayuntamiento a diario", ha afirmado, para después recordar unas palabras de Subirán que decía de sí mismo: "Soy como un perro de presa que cuando muerde algo no suelta". "Tenemos a Torres aquí sin ningún motivo".

Sobre su representado Nicanor Góngora, ha detallado que hay una falta de legitimación de la acusación particular porque no existe vinculación.

Antes de acabar la jornada, el abogado de la defensa Gaspar Oliver, en su turno de adhesión a las cuestiones previas, ha hecho un alegato para que prospere "la nulidad" del juicio. "Lo adecuado es anularlo. La opinión pública no puede ver esto", ha remachado.

El juicio continuará este lunes con el resto de cuestiones previas de las defensas, a quienes el Tribunal ha pedido organización para acabarlas a lo largo de la semana próxima.

Cursach: Fiscalía aporta las declaraciones de cinco acusados y exigen que no se admitan
Comentarios