lunes. 15.04.2024
parados
Parados ante una oficina del SEPE antes de la pandemia. (archivo)

Así lo indican los datos difundidos por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, que también apuntan a que este importe es un 30,3% inferior al registrado en el mes de junio, aún dentro del estado de alarma, cuando se destinaron más de 188 millones al pago de este tipo de prestaciones.

La mayor parte del gasto corresponde a prestaciones contributivas (120,8 millones), seguido de subsidios (10,1 millones) y prestaciones de renta activa de inserción (568.000 euros).

La cuantía media de las prestaciones contributivas por beneficiario se situó en 917,7 euros al mes en Baleares, un 3% más que un año antes. Es la cuantía media más alta del Estado, cuyo importe medio alcanza 791,7 euros.

En Baleares se presentaron en julio 55.254 solicitudes para prestaciones, y se dieron de alta un total de 48.242, con un plazo de reconocimiento de 3,13 días.

La cifra de beneficiarios alcanzó las 115.907 personas, de las que 25.253 son extranjeros (12.855 de países de la UE y 12.398 de países extracomunitarios).

Datos de España

En el conjunto de España, se destinaron 3.238 millones de euros a prestaciones por desempleo en el pasado mes de julio, un 106,6% más que en igual mes de 2019.

No obstante, este importe es 877 millones de euros inferior al registrado en el mes de junio y 2.270 millones de euros (-58,8%) menos que en el mes de mayo, cuando la partida de prestaciones alcanzó su máximo durante la pandemia.

El gasto en prestaciones derivadas de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) fue de 1.265 millones de euros, 2.052 millones menos que en mes de mayo, cuando esta cifra alcanzó su máximo valo

El gasto en prestaciones por desempleo se multiplica por cinco en julio en Baleares