martes 19/1/21

El Govern prohíbe que los ciudadanos puedan reunirse en sus domicilios

Solo estará permitido para convivientes y quienes viven solos podrán recibir a otra persona en una célula 'estable'
Pilar Costa, portavoz del Govern.
Pilar Costa, portavoz del Govern.

El Govern Balear ha prohibido que los ciudadanos de las islas de Mallorca e Ibiza puedan reunirse con otras personas en sus domicilios, ya sea para encuentros familiares o sociales. Por lo tanto, quedan suprimidas las restricciones que fijaban en seis personas esas citas y se limitan exclusivamente a los convivientes.

Así queda recogido en un decreto firmado este lunes por la presidenta del Ejecutivo autonómico, Francina Armengol, que apunta como excepción a las personas que viven solas, que podrán formar parte de una única célula de "convivencia ampliada" que puede incluir a una sola persona que también viva sola.

Tampoco afectará el cambio a las personas que realizan labores de cuidado y acompañamiento a personas mayores, discapacitados y determinados enfermos crónicos. Así como a las parejas separadas que necesiten verse por cuestiones relacionadas con los hijos en común.

La portavoz del Govern, Pilar Costa, ha sido la encargada de detallar la nueva situación social de las islas, que no afecta a Menorca y Formentera, y que se integra en un largo rosario de restricciones modificadas y ampliadas en el Consell de Govern celebrado este lunes, y que ya fueron adelantadas el pasado viernes.

Estas prohibiciones entrarán en vigor el próximo miércoles, 13 de enero, y se mantendrán hasta el sábado 30 de enero, según ha precisado la consellera. Y las ha achacado a la expansión de la pandemia en Baleares, con una incidencia de 613,59 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días.

En el caso de Mallorca, ha recordado que actualmente este ratio es de 617,50 casos y ha precisado que, junto con Ibiza, "continúan en una linea de evolución muy lenta hacia la mejora, partiendo de una situación de riesgo extremo", que obliga a mantenerlas en nivel 4, con medidas excepcionales que afectan a distintos ámbitos.

Rosario de prohibiciones

Concretamente, se prohíben las celebraciones y fiestas populares -ya sean organizadas por entidades públicas o privadas-, incluidos los eventos deportivos integrados en sus programas. Y también la actividad de puertas abiertas en la hostelería, que solo podrá servir en 'delivery' y 'take away'.

Por su parte, los establecimientos comerciales sí que permanecerán abiertos, pero deberán cerrar a las 20:00 horas, con la excepción de los considerados esenciales: excepción gasolineras, alimentación, higiene, farmacias, ópticas, veterinarias, reparación de vehículos, ortopedias, venta de telefonía móvil, etc.

Además, los centros comerciales y negocios similares con más de 700 metros cuadrados (400 en el caso de Ibiza) deberán reducir su capacidad al 30% y cerrar los domingos y festivos. Siendo de nuevo excepción los que se dediquen 100% a alimentación e higiene.

Y, por lo que se refiere a la oferta cultural, el Govern permite que continúen abiertos cines, teatros, auditorios y circos con carpa, aunque con el aforo limitado al 30% y sin ofrecer consumo de alimentos ni bebidas al público.

Por contra, deberán cerrar, gimnasios, spa y establecimientos con jacuzzis. Tampoco podrán asistir espectadores a los eventos deportivos de ningún tipo, aunque podrán seguir entrenando los deportistas federados con ciertas restricciones. Las piscinas se podrán emplear, pero conuna sola persona por carril y un máximo de cuatro carriles.

En casa a las ocho

En el caso del transporte público, los autobuses solo podrán usar sus plazas de asiento no precintadas, mientras que en el caso del metro, además de los asientos se podrá ir de pie en los puntos señalizados a tal efecto.

Finalemente, el Govern recomienda a la ciudadanía estar en casa a partir de las ocho de la tarde, visitar los comercios individualmente o un máximo de dos personas que pertenezcan al mismo domicilio, así como no utilizar el transporte público su se pertenece a un grupo de riesgo.

El Govern prohíbe que los ciudadanos puedan reunirse en sus domicilios
Comentarios