martes 27/7/21

El Govern propone una multa de 200.000 euros para los organizadores del concierto de la plaza de toros

Mercedes Garrido: “En Baleares, quien infringe la normativa COVID, lo acabará pagando"
undefined
300 efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil reforzarán los dispositivos de seguridad de Baleares este verano.
El Gobierno balear ha reunido en carácter extraordinario y de forma semipresencial en el Centro de Mando Operativo Integrado del Plan Territorial de Protección Civil de las Islas Baleares, en un encuentro en la cual ha participado la consejera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido, el director general de Emergencias e Interior, Jaume Barceló, el consejero de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, la Delegada del Gobierno, Aina Calvo, y el presidente de la FELIB, Antoni Salas, entre otros.

Garrido se ha referido a los distintos incumplimientos de la normativa COVID de los últimos días, asegurando que “las imágenes que hemos visto estos días no representan a Baleares, corresponden a un turismo que ya hemos dicho que no queremos en nuestras islas, como es el turismo de gatera y de excesos”.

La consejera ha querido arreciar que en Baleares “quienes infringen la normativa lo acaba pagando” y prueba de esto es que se ha hecho una propuesta inicial de sanción a los organizadores de la fiesta de la Plaza de Toros de Palma del 15 de junio por valor de 200.000 euros. De hecho, Garrido también ha puesto de ejemplo una sanción ya firme de 80.000 euros para un establecimiento de Calvià por infracciones cometidas ahora hace un año.

Garrido ha explicado que, desde que se aprobó el decreto sancionador por incumplimientos de la normativa COVID, el pasado julio, se han levantado 45.915 actas con propuestas de sanción de hasta 4,3 millones de euros, con lo cual “quién la hace la paga y se tiene que saber que las sanciones se acabarán cobrando”.

La consejera de Presidencia, Función Pública e Igualdad ha anunciado también que el Gobierno iniciará diligencias previas, con la colaboración de la Guardia Civil y la Policía Nacional, para investigar y encontrar en los impulsores de determinadas situaciones de riesgo a playas, barcos y otros lugares que se han podido ver estos días a través de imágenes en las redes sociales y medios de comunicación.

Finalmente, Garrido ha pedido a Delegación de Gobierno un reforzamiento de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado “porque no estambre ante una temporada turística normal”. Una petición que la Delegada, Aina Calvo, se ha comprometido a atender, teniendo en cuenta que ha avanzado que “de cara en julio llegará un refuerzo de 300 efectivos más entre Policía Nacional y Guardia Civil, algunos de los cuales ya están en las islas”.

Calvo ha pedido prudencia a todo el mundo por “no ver amenazado el tesoro de la baja incidencia del virus que teníamos hasta ahora” y ha pedido “no confundir libertad con libertinaje”.

Por su parte, el presidente de la Federación de Entidades Locales de las Islas Baleares, Antoni Salas, ha mostrado su colaboración para trabajar en la mejora de los efectivos de las policías locales y en el refuerzo de la coordinación entre instituciones y cuerpos de emergencias para evitar situaciones de riesgo en las cuales se pueda poner en peligro la salud pública.

El CECOPI está formado por representantes de diferentes áreas del Gobierno de las Islas Baleares, coordinadas por la Dirección General de Emergencias e Interior, la Delegación del Gobierno del Estado (Policía Nacional, Guardia Civil, COMGEBAL, UME y Sanidad Exterior, la FELIB, el Ayuntamiento de Palma y los colegios oficiales del ámbito sanitario.

El Govern propone una multa de 200.000 euros para los organizadores del concierto de la...
Comentarios