martes 7/12/21
Rescate de migrantes en altamar por la Guardia Civil. (Archivo)
Rescate de migrantes en altamar por la Guardia Civil. (Archivo)

La Guardia Civil interviene constantemente en el rescate de pateras en alta mar, así como en la búsqueda de migrantes una vez han llegado a tierra, y lo hace sin los Equipos de Protección Individua (EPI) adecuados, con carencia de personal, baja formación del existente cuando le transfieren de sus labores a otras, y con una mala coordinación.

Así lo han manifestado desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), cuya Delegación de Baleares ha emitido un comunicado en el que pone de manifiesto una situación que se está agravando a causa de la llegada "incontrolada" de un número cada vez mayor de inmigrantes ilegales a las costs de las Islas.

Ante esta situación, la entidad "exige" que la Administración "busque una solución de forma urgente a este grave problema". Ya que "alguien tiene que ser responsable de coordinar todos estos servicios y el hecho de actuar de forma tan chapucera para salir del paso, sin preocuparse lo más mínimo por la seguridad de todos y confiar en que no ocurra una desgracia, no es aceptable ni para el personal, ni para los inmigrantes que arriban a nuestras costas, ni para el conjunto de la población", ha remarcado.

El fenómeno de la migración irregular "influye directamente en los servicios que presta la Guardia Civil, dada la escasez de plantilla de guardias civiles" para poder atenderlos. Incluso se da el caso de que "en repetidas ocasiones y debido a esta afluencia de pateras, las patrullas están dejando desatendidos sus servicios de seguridad ciudadana para atender la llegada de las embarcaciones", dejando mermada la seguridad de muchos municipios.

Además, es frecuente que los agentes afectados deban prestar servicio a bordo de embarcaciones de Salvamento Marítimo "sin estar especializados ni formados para esa labor, ya que son agentes que realizan servicios de Seguridad Ciudadana y no las labores específicas del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, con el riesgo de sufrir accidentes al no saber manejarse a bordo de embarcaciones, peor aún cuando la climatología es adversa", ha precisado la AUGC.

Riesgo derivado de la pandemia

Además y como es lógico en tiempo de pandemia por SARS-CoV-2, los guardias civiles "están en contacto directo con los inmigrantes rescatados, desconociendo si se les ha realizado prueba PCR, si están vacunados o si pueden estar contagiados por el virus", lo cual, supone un riesgo para su propia salud, la de sus familias y allegados.

A causa de ello, se ven obligados a realizar su labor dentro de dichas embarcaciones utilizando Equipos de Protección Individual (EPI) como mascarillas, "equipos de los cuales no están suficientemente dotados en la Guardia Civil y que tienen que ser ofrecidos por parte de la tripulación del Servicio Marítimo", ha advertido la asociación.

Finalmente, AUGC también plantea en su comunicado "qué pasa después de ser desembarcados y cómo se realiza su traslado a los puntos de atención; y cómo y quiénes realizan la desinfección de vehículos y estancias policiales, algo que está lejos de ser adecuado" y que compone una situación para la que reclaman solución.

La Guardia Civil rescata pateras sin la protección adecuada
Comentarios