lunes 17/5/21

¿Habrá bodas este verano en Mallorca?, ¿cómo serán?

La tendencia es celebrar enlaces con pocos invitados, manteniendo la distancia social y al aire libre en lugares con encanto
undefined
Este verano se esperan más bodas que en el de 2020, pero adaptadas a la situación.

En 2020 muchas parejas se vieron obligadas a cancelar sus enlaces y, debido a la incertidumbre sobre cuándo regresará la absoluta normalidad, y la tan ansiada desaparición de las actuales restricciones, muchas de ellas todavía no se han decidido a retomar el tema. Por tanto, la pregunta a formularse es: ¿habrá bodas este verano en Mallorca?

Según consideran algunos expertos en la materia, cansados de tanto esperar, muchas parejas de novios optarán por casarse este verano, pero con un formato muy distinto al habitual. Así, la verdadera pregunta es: ¿cómo serán esos enlaces contraídos en circunstancias tan anómalas y especiales?

Uno de los restaurantes con terraza de Mallorca especializado en bodas, Lume & Co, ha identificado las principales tendencias que marcarán todas las bodas que se celebren durante el próximo verano:

  • Reducción drástica del número de invitados: la pandemia ha forzado una adaptación de las celebraciones a los aforos permitidos en cada momento y, en cierta manera, a disfrutar más del verdadero núcleo duro del entorno social de cada pareja. Esa selección se aplicará en las bodas de este verano, para mantener el principio de prudencia, y ante el riesgo de que haya algún cambio en las restricciones y se deba anular el enlace en el último momento.
  • Last minute y un estilo más casual: muchas parejas de novios observan las circunstancias cada semana, intentando identificar el momento para casarse, y otras deciden dejarlo para el próximo año. Eso provoca que muchos de los enlaces se realicen de manera exprés, solicitando la licencia en el último momento, y organizando un banquete de estilo casual en un ambiente íntimo, reuniendo exclusivamente a los más allegados.
  • Celebraciones al aire libre: ante la pandemia, el aire libre da mayor seguridad y hace sentir más cómodos a los asistentes a una boda. La llegada del verano incentiva ese placer, y la mayoría de los novios lo tienen claro, se quiere casar en el exterior.
  • Mantener la distancia social: a pesar de los avances en la vacunación, es bastante probable que las nuevas normas en materia de distancia social se mantengan durante un tiempo, respetando un nuevo espacio vital. Por eso es bastante probable que en los enlaces de este verano prevalezca la fórmula de eventos sentados, en lugar de cócteles o almuerzos de pie, ya que eso permite aplicar mejor la norma del 1,5 metros entre comensales.
  • Espacios con encanto: la mayoría de los novios buscan compensar las restricciones con detalles que sorprendan a sus invitados, y les hagan olvidarse de las limitaciones. A este respecto, detaca la búsqueda de lugares con encanto, que pueden ser terrazas o escenarios en contacto con la naturaleza. Y en Mallorca hay muchos espacios de ese tipo.

¿Habrá bodas este verano en Mallorca?, ¿cómo serán?
Comentarios