martes 27/7/21

Insumisión hostelera: en Mallorca se plantan y abren con normalidad

Dos patronales ignoran las restricciones y otra pacta una flexibilización con el Govern, pero nadie puede más

El mítico restaurante Caballito de Mar también cierra sus puertas
Un restaurante en Palma. (Archivo)

El sector hostelero ha decidido plantarse ante las restricciones debidas al estado de alarma por la pandemia por COVID-19 y, a escasos días de su final pero ante la seria amenaza de que se prolongue en Mallorca mediante subterfugios del Govern, empieza a abrir sus establecimientos con normalidad y sin limitaciones.

Así lo han indicado desde dos de las patronales isleñas, Pimem Restauración y la nueva Asociación de Restauradores de Mallorca (AREMA), mientras que Restauración CAEB celebró en la tarde de ayer una reunión con el Ejecutivo autonómico en la pactó algunas flexibilizaciones para las próximas semanas.

De este modo, por un lado están los establecimientos que abren "con normalidad" a partir de este viernes amparándose en la legislación vigente, concretamente en varios aspectos de la misma recogidos en un comunicado firmado por ambas asociaciones y que alude a un informe jurídico elaborado por el abogado Luis Baena. Sobre esta decisión hay disensiones en el seno de Pimem.

En primer lugar: "Sólo se pueden suspender derechos fundamentales mediante Ley Orgánica (que no es competencia autonómica) y en estado de excepcionalidad (estado en el que las Illes Balears no se encuentran)". En segundo, "No permite adoptar medidas con fines económicos (“salvar la temporada” o “permitir el turismo británico y alemán”). En todo caso, proteger la salud y la vida de las personas ante situaciones de excepcionalidad".

A continuación, Baena estabece que "No se puede restringir la actividad de negocios y actividades empresariales de forma indiscriminada, sino empresas identificables y concretas". Y, finalmente, que "Una medida de cierre tiene como requisito indispensable el trámite de audiencia donde los afectados (quienes verían clausurada su actividad) disponen de 10 a 15 días para alegar lo que consideren conveniente antes de que se produzca el cierre efectivo".

Lo pactado con el Govern

Por otro lado, la patronal Restauración CAEB ha logrado algunas victorias parciales, que no se sabe cuántos establecimientos seguirán, entre las que destaca la apertura de los interiores de los establecimientos a partir del 24 de mayo, eso sí, solo el 50% del aforo.

Además, desde el fin oficial del estado de alarma -previsto para la media noche de este sábado, 9 de mayo- se podrá tener abierto desde las 09:00 horas hasta las 22:30 horas ininterrumpidamente, aunque exclusivamente desde los lunes hasta los jueves, y sin que esa medida afecte en ningún caso a los fines de semana.

Según ha informado Restauración CAEB, estas mejorías se han logrado tras la reunión que tuvo lugar en la tarde de ayer jueves con el Govern, y la patronal ha matizado que la flexibilización está sujeta a la evolución de los datos sanitarios de la pandemia por COVID-19 en Baleares.

Por lo que se refiere a los fines de semana, los viernes y sábados el cierre se efectuará a las 17.00 horas. Sin embargo, desde la asociación profesional se ha solicitado que la apertura de terrazas, de lunes a domingo en horario continuado, se aplique desde el mismo 9 de mayo, aunque todavía se desconoce si se aprobará.

Terrazas abiertas desde mitad de mayo

A partir del 16 de mayo, ha informado la asociación de bares, cafeterías y restaurantes de Mallorca, las terrazas podrán abrir todos los días de la semana hasta las 22.30 horas. Se trata de unos logros muy importantes para el sector, afirman desde la patronal que sigue trabajando para que las restricciones “se levanten cuanto antes”.

Además, explican desde la asociación, “las ayudas económicas se podrán pedir a finales de este mes y se pagarán a principios de junio”. Por otro lado, “iniciaremos campañas de promoción gastronómica para reactivar el sector y la confección de bonos de consumo especiales para el sector de la restauración”.

Insumisión hostelera: en Mallorca se plantan y abren con normalidad
Comentarios