jueves. 11.08.2022

Interceptan un Picasso auténtico en el Aeropuerto de Ibiza

La obra 'Trois personnages' se encontraba en el equipaje de un viajero procedente de Suiza

Autoridades en materia de Patrimonio Cultural y Bellas Artes han considerado, de forma preliminar y a falta de informes más exhaustivos, que la obra atribuida a Picasso, interceptada en el Aeropuerto de Ibiza, es original y, por tanto, el precio facturado por una galería suiza se ajusta al precio de mercado.

Según ha informado este lunes el Ministerio de Hacienda y Función Pública, tras la intervención de la obra se realizaron gestiones con la Dirección General de Patrimonio Cultural y Bellas Artes del Ministerio de Cultura, que se puso en contacto con la directora del Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza, informando positivamente, con carácter preliminar, sobre la originalidad de la pieza intervenida y su valor de mercado.

Para la acreditación definitiva se requerirán informes más exhaustivos que tendrán que ser realizados por expertos en la obra de Picasso mediante técnicas avanzadas.

Funcionarios de Aduanas de la Agencia Tributaria y agentes de la Guardia Civil, en el marco de una operación conjunta, intervinieron el pasado 5 de julio un dibujo atribuido a Pablo Picasso. La obra, 'Trois personnages' (1966), se encontraba en el equipaje de un viajero procedente de Suiza que intentaba introducir el cuadro en España sin declarar.

Según el Ministerio de Hacienda y Función Pública, la actuación tiene su origen en una información remitida por la Aduana de Suiza al Centro de Coordinación Operativa Permanente del Departamento de Aduanas de la Agencia Tributaria sobre un viajero que, con origen en el país helvético, se encontraba en vuelo comercial Zúrich-Ibiza portando una obra de arte en circunstancias que las autoridades suizas consideraron sospechosas.

Tras estas informaciones, se dispuso un operativo formado por funcionarios de Aduanas de la Agencia Tributaria y agentes de Guardia Civil para intervenir la obra, en caso de que el viajero intentase introducirla sin declaración, sustrayéndola así al control de las autoridades aduaneras españolas.

A su llegada al Aeropuerto de Ibiza, el viajero negó que tuviese algo que declarar. De inmediato, se procedió a la comprobación de su equipaje, encontrando en el interior una obra de arte con firma de Picasso. En ese momento, el viajero pasó a alegar que se trataba de una copia y mostró una factura manuscrita de 1.500 francos suizos.

Sin embargo, en el registro en profundidad de su equipaje se encontró una segunda factura, en esta ocasión de una galería de arte de Zúrich por un valor de 450.000 francos suizos, en cuyo concepto aparece el título de la obra 'Trois personnages' de 1966.

Las autoridades aduaneras procedieron así a la intervención de la lámina por un presunto delito de contrabando al haberse introducido sin declaración desde Suiza una obra de arte cuyo valor superaría claramente los límites legales establecidos.

Al tratarse de un bien que supera los 150.000 euros y que ha sido introducido sin declaración aduanera pese a las preguntas expresas de las autoridades, se habría cometido un presunto delito de contrabando.

La introducción lícita de la obra en España habría implicado tener que satisfacer los derechos arancelarios y el IVA a la importación, además de las obligaciones de declaración administrativa a las que estuviera sujeta la mercancía.

La obra de arte se encuentra a disposición del Juzgado de Instrucción 4 de Ibiza, que se encarga de la investigación de los hechos.

Interceptan un Picasso auténtico en el Aeropuerto de Ibiza
Comentarios