martes 19/10/21

Una ladrona de 61 años entraba en casas, comercios y restaurantes

9 hurtos cometidos entre marzo y abril en el Coll d'en Rebassa coinciden "plenamente" con el modus operandi de la detenida
undefined
Un investigador de la Policía Nacional.

Una ladrona sexagenaria y con antecedentes ha sido detenida en Palma por la Policía Nacional tras cometer supuestamente una serie de 9 hurtos cometidos en los últimos meses en viviendas, comercios y restaurantes de la barriada del Coll d'en Rebassa.

Según han revelado fuentes policiales, en todos los casos el modus operandi coincide "plenamente" y se le atribuyen en bloque a esta presunta delicuente de 61 años de edad, que fue detenida el pasado lunes, tras venir actuando en la zona entre los meses de marzo y abril.

Las mismas fuentes han especificado que generalmente la presunta autora de la oleada de hurtos aprovechaba el descuido de las víctimas, para sustraerles efectos como carteras, bolsos, llegando, en algunos casos, a acceder a las cajas registradoras y sustraer la recaudación.

Tras una investigación, los agentes identificaron a esta persona, la cual había sido detenida recientemente, por hechos similares a los denunciados, desconociendo su paradero.

La mujer llegó a entrar en una vivienda habitada, tras un despiste de la propietaria -la cual se encontraba en su interior- sustrayendo dinero y saliendo por una ventana, dándose la circunstancia de que la propietaria al salir del domicilio cerró con llave dejándola en el interior.

Hurtos en restaurantes

También llevó a cabo dos hurtos en restaurantes, llegando a sustraer en uno una riñonera con 2.500 euros, así como en el otro caso llevo a cabo el modus operandi que solía usar, distrayendo a los clientes para posteriormente hurtarles diversos objetos personales.

Así mismo, la presunta autora de los hurtos, en algunas ocasiones, llegó a usar las tarjetas de crédito sustraídas para realizar compras personales, después de cometer los robos.

Detenida por sorpresa

La detención se produjo el pasado lunes, por un policía franco de servicio, en los alrededores de la barriada donde solía perpetrar los hechos delictivos, cuando fue vista por éste en vía pública y tener previo conocimiento que estaba en busca por la policía.

La mujer intentó zafarse del agente, procediendo el mismo a su detención. Posteriormente fue puesta a disposición judicial, decretando prisión provisional. La detenida cuenta con numerosos antecedentes policiales.

Una ladrona de 61 años entraba en casas, comercios y restaurantes
Comentarios