lunes 26/7/21

Lidl ya vende más de 80 productos locales en sus tiendas de Mallorca

La cadena ha duplicado su oferta en el último año, al incorporar patata mallorquina, tomate de ramallet, calabacín, cebolla, queso, diferentes vinos y pan y bollería tradicional, entre otros
unnamed
Productos baleares en un líneal de Lidl.

La cadena de tiendas Lidl ha reforzado su compromiso con el producto balear, duplicando en el último año el surtido que ofrece en sus establecimientos de Mallorca. Así, ha pasado de contar con 40 referencias a más de 80 artículos de distintas marcas y productores isleños.

Según han precisado desde Lidl, en los últimos 12 meses se han ido incorporando a su oferta productos locales como patata mallorquina, tomate de ramallet, cebolla, queso, calabacín, vinos de bodegas locales y pan y bollería tradicional de las islas, entre otros.

Cabe precisar que la gran mayoría de estos artículos se comercializan de forma permanente en sus establecimientos de Mallorca y el resto se venden de forma puntual, según la temporada. 

Esta apuesta responde al firme compromiso de Lidl con los productores locales, iniciado hace años y que ahora refuerza para intensificar su apoyo al impulso de sectores estratégicos para la economía de las Islas, fomentando la compra y el consumo de productos de proximidad.

Este impulso es especialmente relevante en un contexto como el actual donde los proveedores baleares tienen mayores dificultades para dar salida a sus productos debido a la actual crisis sanitaria, han resaltado desde la cadena especializada en alimentación y consumo del hogar.

“És balear, és bo”

Además, a partir de este mes, y de manera progresiva, se introducirán nuevas referencias de productos regionales, como frutas y verduras del campo balear, lácteos vinos de distintas D.O., entre otros, que los clientes encontrarán en las tiendas que la compañía tiene en la Isla con un sello distintivo, que les permitirá identificar fácil y rápidamente el producto balear, bajo el lema “És balear, és bo”.

El director regional de Lidl en Baleares, Achim Becker, asegura que la apuesta por el producto balear está siendo muy bien recibida: “en los últimos meses estamos reforzando nuestra oferta de artículos de kilómetro 0 en nuestras tiendas de Baleares. Queremos agradecer a todos nuestros clientes la buena acogida que han dado a estas acciones, demostrando así su interés por el producto balear y contribuyendo con sus compras al desarrollo del negocio de los proveedores de las Islas”, ha indicado.  

La apuesta de Lidl por el producto local ha ido aumentando, desde hace años, tanto el número de productores a los que compra, actualmente trabaja con unos 20 proveedores de las Islas, como las referencias regionales incorporadas a su oferta en tienda, tanto en surtido fijo como en campañas puntuales.  

Productos baleares en el extranjero

En total, en los últimos cinco años, la compañía ha invertido más de 80 millones de euros en comprar artículos regionales, para abastecer sus tiendas de Baleares y sus tiendas de España y de Europa. Gracias a Lidl, algunos artículos baleares, como lácteos y dulces, se venden también en Londres, Praga y Berlín, entre otros.  

Nuevas referencias baleares en surtido Durante el pasado año, la compañía introdujo 10 nuevas referencias locales de fruta y verdura (que varían según temporada) y compró más de 1.000.000 kg de productos hortofrutícolas a productores baleares, adquiriendo de media 40.000 kg semanales.

Además, también duplicó sus compras de leche procedente exclusivamente de granjas de Mallorca a través de la Asociación General Agraria Mallorquina (AGAMA), superando los 600.000 litros de compra, más del doble que el año anterior.  

Asimismo, Lidl también reforzó su apoyo al sector vitivinícola de las Islas, con el objetivo de incentivar su compra y consumo y también de darlo a conocer a potenciales clientes en todo el mundo. La cadena de supermercados multiplicó de forma exponencial la compra de vino de diferentes bodegas locales y distintas referencias y compró más de 200.000 litros, incrementando la inversión económica en un 30% respecto al 2019.  

La contribución de Lidl

Con esta nueva iniciativa “És balear, és bo” Lidl pretende seguir contribuyendo al desarrollo económico y social de la comunidad, promoviendo que tanto empresas consolidadas como pequeños proveedores tengan un papel protagonista en sus lineales.  

La contribución de esta marca a la economía de las Islas Baleares está presente en el archipiélago desde hace 20 años y en la actualidad cuenta con 26 tiendas y 600 empleados. Su apuesta por esta comunidad autónoma insular tiene un importante impacto en la economía local.

Según el estudio realizado por la consultora PwC, Lidl aporta anualmente más de 64 millones de euros (0,2% del total) al PIB de las Islas Baleares y es responsable de 1.177 empleos locales (0,21% del total), entre directos, indirectos e inducidos.  

Lidl ya vende más de 80 productos locales en sus tiendas de Mallorca
Comentarios