domingo 22/5/22

Docentes en pie de guerra por una vuelta al cole llena de incertidumbre y polémica

Con el comienzo del mes de septiembre los profesores regresarán a los centros para ultimar los preparativos y poner en práctica los protocolos de seguridad creados para el inicio de un nuevo curso lleno de dudas
Aula de colegio (Foto: Archivo)
El regreso a las aulas y la vuelta a cole generan controversia

Los profesores y directivos de los centros educativos de Mallorca, regresarán estos día a sus puestos de trabajo tras un verano muy atípico en el que les ha tocado preparar un protocolo de actuación de medidas de seguridad sanitaria para hacer frente al regreso de los niños a las aulas en pleno COVID-19.

Esta situación ha creado situaciones de nerviosismo y tensión entre los profesores, que se han visto con la responsabilidad de crear los protocolos en base a tres supuestos (regreso totalmente presencial, semipresencial y online) del alumnado. 

Dicho nerviosismo ha creado un clima de tensión y controversia entre los docentes ya que con el tiempo se han dado cuenta de que tanto la Conselleria de Salut como la de Educació les han pasado un 'marrón' que ellas mismas deberían haber asumido por responsabilidad. 

No olvidemos que son ahora las comunidades autónomas las responsables de las actuaciones que se llevan a cabo para hacer frente al COVID-19. En el caso de Balears es el Govern de les Illes quien debe hacer frente a la situación, de ahí que los profesores y equipos directivos no quieran asumir las responsabilidades de posibles contagios en los centros en caso de que éstos se produzcan al inicio del curso. 

Esta próxima semana será vital para ultimar los preparativos para la vuelta al cole.

Tanto a nivel de infraestructura, donde los ayuntamientos participan con el mantenimiento; como de protocolo, donde son los propios centros los que deben crear los planes de actuación en cada situación concreta, se está trabajando a marchas forzadas para dejarlo todo listo y compuesto para que los niños y niñas regresen a los centros con la mayor seguridad posible. 

En las últimas semanas han surgido grupos de padres que se oponen rotundamente a la asistencia física de sus hijos a los centros, lo cual ha llevado a la administración a recordarles mediante avisos legales que podrían incurrir en delito en caso de impedir que los niños asistan a clase según lo previsto por la administración. 

El conflicto esta servido en medio de un gran rebrote de los contagios que cada día son mayores, hasta el punto de saturar algunos centros de salud y de llevar al Govern a crear un centro específico para el COVID-19 en un nave de polígono de Can Valero, tal y como adelantó en exclusiva Mallorca Confidencial el pasado 22 de agosto.

Comienza una semana que a buen generará mucho debate y discusión tanto a nivel político, educativo y social. 

Docentes en pie de guerra por una vuelta al cole llena de incertidumbre y polémica
Comentarios