lunes 13.07.2020

Margalida Ramis: "Cuesta de entender que un Govern de izquierdas no esté escuchando el clamor social" 

Mallorca Confidencial ha entrevistado a Margalida Ramis, portavoz del Gob_Mallorca con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente
Margalida Ramis, portavoz del Gob_Mallorca
Margalida Ramis, portavoz del Gob_Mallorca

Conversar con Margalida Ramis es siempre un placer, sus respuestas dan vida a nuevas preguntas y cada frase construye un mensaje reivindicativo y necesario para poder comprender la realidad social y económica de nuestra isla, Mallorca. Nos cuenta en esta entrevista que las entidades ecologistas no se sienten escuchadas y que los poderes políticos pierden soberanía. Se resiste a pensar que las competencias que tiene el Govern no le legitimen para tomar "medidas valientes" que garanticen un nuevo rumbo económico y social para nuestra comunidad. 

MAC. ¿La efeméride del Día Mundial del Medio Ambiente debe servir para mandar un mensaje reivindicativo? 

M.R. Este año es un cinco de junio muy especial. Las entidades ecologistas siempre aprovechamos esta fecha para mandar un mensaje en positivo y poner en valor la biodiversidad de nuestro territorio. 

En esta ocasión y dada la coyuntura actual derivada de la pandemia originada por la Covid_19 queremos destacar todos aquellos estudios científicos que evidencian que la falta de calidad de los espacios naturales han sido factores que han favorecido la expansión del virus. Por lo tanto, mensaje reivindicativo y claro, debemos tener muy presente la importancia de cuidar nuestro entorno si queremos que la transición hacía un nuevo futuro sea posible y real.  

MAC. ¿A quién se lo dirigimos este mensaje?

M.R. Lanzamos este mensaje a todas las instituciones y poderes políticos. Se deben impulsar iniciativas ecosociales de manera urgente. Sin la convicción de los poderes públicos no conseguiremos una sociedad concienciada.

La protección del medio ambiente no puede ser por motivos de ocio y entretenimiento. Debemos promover un cambio de paradigma del modelo productivo y económico de calado. Es imprescindible implicar a la sociedad en todas las reivindicaciones que impulsamos los grupos ecologistas y también poner en valor el trabajo de conservación que llevamos a cabo. 

Una sociedad implicada seria el motor de cambio para legitimar estas reivindicaciones. 

MAC. ¿Responsabilidades políticas y sociales, el binomio necesario? 

M.R. La trayectoria del ecologismo en Mallorca es admirable. Se han dado pasos muy importantes gracias a las movilizaciones sociales impulsadas desde la sociedad. 

Hemos liderado una lucha social fuerte que nos ha valido para proteger los espacios naturales como nunca antes, por ejemplo el Parc de s’Albufera.  Creo que es una singularidad de Baleares que se ha mantenido desde los años setenta. Nos hemos sentido apoyados y ahora no podemos decir lo mismo. 

MAC. ¿Las autoridades políticas no escuchan ahora?

M.R. Exacto. Ahora no nos escuchan. Cuesta de entender que un Govern de izquierdas no esté escuchando el clamor social. 

La crisis sanitaria y la consecuente parálisis económica era una oportunidad única para replantear este cambio de paradigma económico y social que las Islas necesitan. No ha sido así. 

Las entidades sociales y ecologistas hemos propuesto durante este proceso cambios sustantivos bajo la iniciativa ‘La vida al centre’. Era momento de revisar todas estas propuestas para generar otro motor económico que no sea únicamente el turismo. No han escuchado nada, zero. 

"Ahora no nos escuchan. Cuesta de entender que un Govern de izquierdas no esté escuchando el clamor social"

MAC. ¿Podemos concluir que el Govern os ha demostrado seguir únicamente las directrices del modelo turístico?

M.R. Estamos las entidades ecologistas preguntándonos ahora mismo ¿Qué está fallando para que no se haya ni siquiera planteado la posibilidad de empezar a hacer las cosas de manera distinta en nuestra comunidad?. 

El Govern está liderado por un partido socialista muy fuerte y ha quedado claro que no quieren hacer una revisión a fondo del modelo. 

MAC. Los interlocutores no escuchan y no quieren cambiar el modelo….

M.R. Así es. No quieren. Hemos hablado directamente con el Conseller de Model Econòmic, Iago Negueruela, pensamos que su conselleria si hace referencia al nombre que lleva debe liderar la definición de este nuevo modelo. Pues no ha sido así, hemos visto como se pasaban la pelota de conselleria en conselleria. 

La conclusión es clara, ellos no salen del paradigma que Baleares necesita vivir del turismo. Su discurso ahora se centra en "debemos reducir la precariedad laboral y el turismo es la actividad económica que lo hará posible". 

MAC. Por tus palabras intuyo que nos quieres decir que el ejecutivo autonómico está en cierta medida condicionado por los grandes empresarios del sector turístico… 

M.R. Es un hecho constatado que pierden el control y el mando de poder porque están estrechamente condicionados por las grandes empresas. Notamos menos voluntad de cambio en un sistema cada vez más depredador. 

Creo que no quieren ver más allá y esto es un suicidio. Se centran en sus cuatro años de legislatura y creen que están cambiando cosas pero el cambio no es sustancial, no es de calado. 

Siguen con el mismo mensaje “Tenemos que vivir mejor y lo conseguiremos gracias al turismo”. Se equivocan. Debemos diversificar la económica, nuestros sectores productivos y rebajar el peso económico del turismo. Tenemos que revisar lo que queremos producir. Me pregunto ¿Queremos producir guiris?.

"Notamos menos voluntad de cambio en un sistema cada vez más depredador"

MAC. Se ha declarado la Emergencia Climática en Baleares. ¿Cómo lo valoras? 

M.R. Eso mismo, la han declarado y ¿qué han hecho?, ¿qué han planificado?. Encontramos siempre una pared construida de inercias. No hay voluntad de romper. Los presupuestos en este sentido siguen igual. Las carreteras se siguen construyendo igual. 

Las instituciones pierden soberanía. A pesar de eso, me niego a pensar que no tengan el poder necesario para impulsar políticas valientes que garanticen el cumplimiento y la obligatoriedad que tienen de cuidar el medio ambiente porque se trata de un interés público. Están obligados a cumplir con esta protección. 

Tienen competencias y están legitimados para poder ser más activos y responsables con esta temática.  El derecho a cuidar el entorno está por encima del derecho a urbanizar. Si hay que llegar a los juzgados se hace y eso creará precedentes y pedagogía entre la sociedad. Es necesario hablar ya de fiscalidad. Una fiscalidad verde que pueda hacer valer estas iniciativas. Necesitaremos recaudar fondos para poder hacer viable esta transición. 

"Las instituciones pierden soberanía. A pesar de eso, me niego a pensar que no tengan el poder necesario para impulsar políticas valientes"

MAC. Las políticas se hacen pensando en satisfacer los intereses de los diferentes sectores sin una estrategia de cambio profundo ¿Es eso? 

M.R. No quiero creer que sea así. Pero me falta ver que se haga una política pensada en el bien común. 

Por ejemplo, el Decreto Ley de Protección del Territorio, recientemente aprobado, su efecto es casi nulo. No cambiará nada. No se cambia la política territorial solo con un decreto ley, se deben articular estrategias más amplias que faciliten el cambio de modelo. No está pasando. 

 

Margalida Ramis: "Cuesta de entender que un Govern de izquierdas no esté escuchando el...
Comentarios