sábado 28/5/22
Una mujer con mascarilla en la estación Intermodal de Palma.
Una mujer con mascarilla en la estación Intermodal de Palma.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha propuesto este miércoles a las CCAA en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud la retirada de las mascarillas en interiores después de Semana Santa, concretamente el próximo 20 de abril.

Según ha precisado Darias durante su intervención, la supresión de la obligatoriedad de estos dispositivos de protección individual será aprobada en Consejo de Ministros el 19 de abril, y entraría en vigor al día siguiente con su publicación en el BOE.

Por su parte, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) ve "acertada" la decisión, porque "hay que tener en cuenta la fatiga y el cansancio de la población", según ha destacado el coordinador del Grupo Covid-19, Vicente Martín Sánchez.

"Como todas las decisiones en la pandemia, la vivimos con incertidumbre, pero pensamos que es acertado, porque de alguna forma hay que tener en cuenta la fatiga de la población y el cansancio", precisa Martín, en declaraciones a Europa Press. A su juicio, la medida se ha tomado "de forma correcta".

"Hay que ver todo en su conjunto, pensamos que las autoridades sanitarias han valorado en su justa medida los pros y los contras y, por tanto, como sociedad científica, no nos queda más que apoyar esta medida, haciendo un llamamiento a la población para seguir vigilantes", ha proseguido, haciendo hincapié en lo positivo de que esta medida entre en vigor después de Semana Santa.

Con todo, ha apelado a "la responsabilidad personal" para llevar la mascarilla en los lugares donde todavía se requerirán. "Hay que cumplir con la normativa y llevarla en los centros sociosanitarios, en hospitales y en transportes. También hay que seguir usándola en situaciones en las que haya mucha gente", ha recordado el médico de Atención Primaria.

Además, desde SEMERGEN confían en la eficacia de los sistemas de vigilancia, "que estarán atentos a la situación epidemiológica para recomendar, si fuera el caso, que se utilicen las mascarillas en lugares cerrados de nuevo".

Posible repunte

Con todo, Martín aclara que esta situación podría implicar una ligera subida de los casos. "Sabemos que la medida puede estar asociada a un pequeño repunte, pero hay que tener en cuenta la fatiga de la población y las ganas de intentar pasar página", ha reiterado.

"No obstante, tenemos un buen sistema de secuenciación de las cepas circulantes, y la principal preocupación sería que apareciera una nueva variante que escapara a las vacunas", ha advertido Martín, para recordar que España "tiene una cobertura vacunal excepcional".

La mascarilla obligatoria en interiores se suprimirá el 20 de abril
Comentarios