martes 30/11/21
undefined
La vicepresidenta del Parlament balear, Gloria Santiago, el presidente de la EAPN Baleares, Xavier Torrens, y el director técnico de la EAPN, Andreu Grimalt.

La mitad de la población balear tiene dificultades para llegar a fin de mes, mientras que el 22% se encuentra en situación de riesgo de pobreza o exclusión social, esto último afecta a 266.000 personas en las Islas, lo que supone siete puntos porcentuales más que en 2019.

Así lo refleja el 'Informe sobre el estado de la Pobreza en Baleares 2021', elaborado sin tener en cuenta el impacto que ha podido derivar de la COVID-19 y presentado este viernes en el Parlament.

En él se establece, además, que Baleares es la región que más ha incrementado respecto a la tasa europea Arope a nivel estatal, aunque sigue por debajo de la media española, que se sitúa en el 26,4% --12,5 millones de personas--.

Asimismo, el documento indica que, en la actualidad, hay más personas pobres en Baleares --alrededor de 170.000 más--, así como más personas en privación material severa --un incremento del 138%-- y más personas viviendo en hogares con baja intensidad de trabajo --un 1% más--.

Más tasa de pobreza

En términos puramente económicos, la tasa de pobreza en Baleares se sitúa en el 14%, dos puntos más que en 2019, con lo que el número de personas por debajo del umbral de pobreza es de 170.000.

Sobre este dato, el informe destaca dos hechos. Por un lado, que el archipiélago es la tercera región con la tasa de pobreza más baja del Estado, a pesar del incremento. Por otro, que esta variable muestra a lo largo del tiempo muchas subidas y bajadas, por lo que desde el año 2008, Baleares ha reducido esta tasa cuatro puntos porcentuales, situándose por debajo de todas las regiones.

No obstante, el presidente de la EAPN en Baleares, Xavier Torrens, ha advertido que el empobrecimiento "tiene muchas caras, sobre todo de mujer y de niño", ya que, de estos últimos, "uno de cada tres está en situación de pobreza" en las Islas.

Asimismo, atendiendo a este colectivo, más del 6% de la población se encuentra en situación de pobreza severa, es decir, 73.500 personas de las Islas viven en hogares con ingresos inferiores al 40% de la media nacional.

"Hay que poner el foco en los ingresos, la vivienda y el trabajo digno como palancas para revertir esta situación", ha añadido.

Consumo básico

Respecto al indicador sobre la privación material severa, en 2020, el 6,9% de la población balear no pudo hacer frente a cuatro de los nueve conceptos de consumo básico definidos a nivel europeo. Esto supone 84.000 personas, 50.000 más que el año anterior. Y de ese total, unas 51.000 --el 60,8%--, son mujeres.

Con todo, este año la privación material severa ha incluido el "efecto brutal" que ha tenido la pandemia del coronavirus. En este sentido, su incremento ha sido de cuatro puntos porcentuales, lo que equivale a un crecimiento del 138%, cifra muy superior a la registrada por la media nacional.

Sobre esto, el informe apunta a que el 31,7% de la población balear no se puede permitir ir de vacaciones, al menos, una semana al año, otro 7,2% no se puede permitir comer carne o pescado cada dos días y un 19,9% no puede mantener su vivienda a una temperatura adecuada.

Además, el 36,6% no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos, el 13,1% sufre retrasos en el pago de los gastos de vivienda en los últimos 12 meses, un 2,8% no se puede permitir disponer de un coche y un 7,7% no puede tener un ordenador.

Panorama postpandemia

Asimismo, el informe recoge que la mitad de la población española experimenta dificultades para llegar a fin de mes. Esto, sumado a la incapacidad para hacer frente a imprevistos, "dibuja un panorama post-COVID que deja poco espacio para el optimismo, especialmente teniendo en cuenta el incremento de tres puntos entre los que declaran que llegan con mucha dificultad".

En relación a estas cifras, desde la EAPN han tachado de "alarmante" la situación en el precio de la vivienda en Baleares, "que dificulta la vida cotidiana de muchas familias y niega el derecho básico a muchas otras".

Por todo ello, han pedido a las administraciones públicas que se diseñe y aplique una política de vivienda "clara y valiente" que fomente el hogar social e impida la gentrificación y los desahucios.

Pocos meses trabajados

La baja intensidad de trabajo por hogares es la relación entre el número de meses trabajados por los miembros de la vivienda y el número total de meses que, en teoría, podrían trabajar. En este sentido, unas 43.000 personas en Baleares viven esta situación, frente a las 31.000 registradas en el informe del año anterior.

Además, en la actualidad, alrededor de un 15% de las personas que tienen un trabajo remunerado en las Islas se encuentran igualmente en situación de riesgo, una situación debida especialmente a las "condiciones de precariedad, la temporalidad, la corta duración de los contratos o, directamente, la explotación".

Pobreza entre los pensionistas

El informe pone también de manifiesto que el 42,7% de los pensionistas de Baleares, es decir, 84.000 personas, reciben una renta inferior al umbral de pobreza --688 euros-- y que 35.000 pensionistas están en situación de pobreza severa, ya que cobran menos de 458 euros.

"Esta situación ha empeorado respecto al año anterior y deja claro que hay mucho camino a recorrer a la hora de garantizar unas pensiones dignas", han considerado desde la EAPN.

Con todo, y teniendo en cuenta las peculiaridades del sistema productivo de Baleares, la EAPN ha considerado que la situación actual es de "máxima gravedad", ya que a las 266.000 personas en situación de riesgo de pobreza o exclusión social hay que sumar a las que se han visto afectadas por la crisis derivada de la pandemia.

Máxima gravedad

En este sentido, han señalado seis grandes retos a los que hacer frente para erradicar la pobreza: la potenciación de los servicios públicos, la reforma fiscal, la eliminación de la brecha salarial, devolver al trabajo su factor inclusivo, garantizar el derecho a la vivienda y hacer realmente efectiva la garantía de ingresos.

Por ello, desde la EAPN han reivindicado "el despliegue de todas las medidas necesarias para alcanzar estos retos y conseguir que el ambicioso pero necesario objetivo de erradicar la pobreza sea una realidad", han concluido.

La presentación del informe este viernes ha corrido a cargo de la vicepresidenta del Parlament balear, Gloria Santiago, el presidente de la EAPN Baleares, Xavier Torrens, y el director técnico de la EAPN, Andreu Grimalt.

La mitad de ciudadanos de Baleares no llegan a fin de mes
Comentarios