sábado 4/12/21
Una oficina de denuncias de la Policía Nacional en Palma.
Una oficina de denuncias de la Policía Nacional en Palma.

La Policía Nacional ha detenido a una mujer de 48 años de edad, de origen cubano, como presunta autora de un delito contra los sentimientos religiosos y lesiones, al acudir a dos centros religiosos en Palma y protagonizar hasta 33 episodios violentos contra los responsables de oficiar el culto y los feligreses desde 2018 hasta ahora.

En este último caso, la investigación se inició tras recibir una denuncia que alertaba de episodios violentos hacía una comunidad religiosa, llegando a agredir a dos religiosos. Totalizando cuatro episodios violentos en dos centros religiosos entre el 8  y el 12 de noviembre.

En la primera un religioso salía del centro de culto y fue abordado por una mujer por la espalda que le propinó varios golpes. El segundo episodio se produjo en otro centro, cuando la mujer accedió al interior y propinó un golpe en la espalda al religioso, continuando la agresión contra el mismo.

Los agentes encargados de la investigación pudieron comprobar que había otras dos denuncias, ambas se perpetraron en el mismo templo religioso el 17 y 18 de noviembre. En la primera, una mujer agredió a una feligresa y en el segundo episodio profirió amenazas contra los asistentes, sin poder entrar en el templo.

Los agentes del grupo de investigación de la comisaría de Oeste de la Policía Nacional, al tener conocimiento de los mismos abrieron una investigación a fin de esclarecer los hechos punibles, resultando que el pasado viernes por la tarde se procedió a la detención de la mujer como presunta autora de un delito contra los sentimientos religiosos y lesiones.

Numerosos episodios violentos

Los hechos vienen aconteciendo desde el año 2018, cuando la presunta autora acudía a diversos centros religiosos a fin de enfrentarse verbalmente a los encargados de oficiar el acto, así como a feligreses, llegando a agredir a personal religioso sin motivos aparentes, profiriendo amenazas e interrumpiendo los actos, así como también rompiendo los carteles informativos existentes, motivando que la mujer fuera detenida en varias ocasiones.

Los agentes han contabilizado un total de 33 denuncias, en las que la presunta autora habría protagonizado actos vandálicos en centros vinculados con una confesión religiosa, ya sea en templos, centros docentes o residencias, llegando a agredir y proferir amenazas tanto a religiosos como a feligreses.

Una mujer protagoniza 33 altercados en centros religiosos de Palma
Comentarios