lunes 6/12/21
undefined
La Policía Nacional entrando en Son Banya en el marco de la 'Operación Cherry'.

La Policía Nacional en Palma han desarticulado tres organizaciones dedicadas a la introducción, en la isla de Mallorca, de importantes cantidades de cocaína y hachís, y ha realizado un total de 14 detenciones por presuntos delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

En concreto, se trata de 9 hombres y 5 mujeres, y que se reparten entre ocho ciudadanos de origen español, tres de origen colombiano, una de origen dominicano, una de origen boliviano y otra de origen marroquí, con edades comprendidas entre los 21 y los 59 años.

Con la 'Operación Cherry', desarrollada en tres fases, ha culminado una investigación que ha durado más de un año, relacionada con la introducción y distribución de grandes cantidades de sustancias estupefacientes, en concreto, cocaína, en la isla de Mallorca, por parte de distintas organizaciones criminales que colaboraban entre ellas.

Así, fruto de la colaboración entre las mismas, "habrían creado una especie de UTE del narcotráfico, auxiliándose mutuamente en los diferentes “roles” logísticos y de suministro, en función de la disponibilidad de sustancias estupefacientes de unos y otros, así como de los diferentes momentos de oferta y demanda del mercado negro de drogas", han apuntado desde la Policía Nacional.

Primera fase: coca por mensajería

En una primera fase, el pasado 5 de marzo, se procedió a la detención de un individuo de origen español, en el momento de recoger un paquete con más de tres kilos y medio de cocaína de gran pureza y cinco kilos de hachís, enviado a la isla a través de una conocida empresa de paquetería.

Paralelamente, se llevó a cabo la detención de cinco personas más, todas ellas de origen español, entre los que cabe destacar la detención de los principales cabecillas, consiguiendo desmantelar la primera de las organizaciones detectadas, que tenía su base logística en la localidad de Consell.

Cada uno de los detenidos tenía su rol dentro de la organización, repartiéndose las tareas, unos se encargaban de mantener contacto con otras organizaciones, siendo uno de ellos el nexo de unión con las mismas, otro se dedicaba a reclutar y controlar a las personas que recogían los paquetes, siendo estas últimas personas, la base de la organización.

Segunda fase: Barcelona Connection

Continuando con la investigación, se logró detectar la implicación de otra organización criminal, en esta ocasión integrada por súbditos de origen sudamericano, cuyo cabecilla principal estaba afincado en Barcelona y del que se tuvo conocimiento que supuestamente se dedicaba a la introducción de importantes cantidades de cocaína en Mallorca desde la provincia de Barcelona, utilizando para ello un reducido y hermético entramado, formado por personas de su total confianza, tales como su hijo y su exmujer, entre otros.

Así, el pasado 3 de mayo, tras detectar los investigadores el domicilio utilizado como lugar de guarda, guardería o zulo de la sustancia estupefaciente, se llevó a cabo la segunda de las fases de explotación de la investigación, en la que se detuvo a otras cinco personas más.

En la misma se practicaron dos registros domiciliarios, incautando en uno de ellos más de cinco kilos de cocaína y en el otro domicilio, utilizado para la materialización de las transacciones droga-dinero, cerca de cuarenta mil euros, en el momento en el que su morador se encontraba contabilizando el dinero de una transacción llevada a cabo momentos antes, intentando esconder el dinero debajo del sofá mientras la policía accedía al interior.

Tercera fase: Son Banya Connection

Continuando con la investigación, se descubrió por parte de los agentes una conexión entre las organizaciones investigadas y clanes del narcotráfico del poblado de Son Banya, lo cual llevo al desarrollo de una tercera fase de explotación de la investigación.

A partir de ese momento, las pesquisas se centraron en el destino final de la droga intervenida en las fases anteriores, que no es otro lugar que el poblado marginal de Son Banya. Tras profundizar en la investigación, se descubrió que dicha droga, supuestamente, era vendida por parte del conocido como "Clan de la Fefa".

El pasado 18 de mayo se practicaron tres registros domiciliarios en los puntos de venta descubiertos por los investigadores. Se intervino aproximadamente un kilo de cocaína, un número considerable de papelinas de heroína y una gran cantidad de marihuana, así como dinero en efectivo, procediendo a la detención de dos personas.

A finales de la semana pasada se logró detener en Palma al cabecilla de la segunda organización criminal, el cual estaba afincado en Barcelona.

Droga intervenida y prisión preventiva

Como resultado final de la llamada 'Operación Cherry', desarrollada por el Grupo I de Estupefaciente de la UDYCO de la Policía Nacional en Palma, se ha llevado a cabo la detención de 14 personas como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

Además, se ha producido la incautación de algo más de diez kilos de cocaína, cinco kilos de hachís, así como un número considerable de papelinas de heroína y marihuana y de aproximadamente 50.000€ en efectivo.

Con motivo de la referida investigación, en la actualidad se encuentran 10 personas en prisión preventiva, mientras la operación continúa abierta y no se descarta la detención de más personas implicadas en los hechos.

Operación Cherry, caen tres redes de narcos en Mallorca
Comentarios