lunes. 05.12.2022

Un pareja se pega por celos en la puerta de una discoteca

La mujer estaba ensangrentada, pero la sangre resultó ser del novio, que tenía una herida en la cabeza
La actuación de los agentes impidió un trágico desenlace (Foto: Archivo)
Una patrulla policial de noche. (Archivo)
La Policía Nacional ha detenido a un hombre y una mujer, de 30 años, como presuntos autores de un delito de malos tratos, por agredirse mutuamente a la salida de una discoteca en Palma.

Los hechos se produjeron sobre las 06.50 horas del pasado domingo, después de que la Policía fuera alertada de que en una calle de s'Indioteria había una chica ensangrentada que había sido agredida por un chico.

Una patrulla se personó en el lugar y se entrevistó con el solicitante del servicio, el cual indicó que circulaba en su vehículo y observó a una mujer atemorizada y que estaba siendo perseguida por un hombre en actitud muy agresiva. Por ello, la chica subió a su coche, marchándose del lugar y avisando a la policía.

Los agentes se entrevistaron con la mujer que aseguró que, momentos antes, se encontraba en una discoteca de la zona y que su expareja se puso celoso porque estaba hablando con un chico. Ambos salieron del local, según la mujer, donde empezaron a discutir, momento en el que el hombre empezó a propinarle golpes en la cara y el cuerpo.

Los agentes auxiliaron a la mujer y solicitaron una ambulancia para su asistencia, informando los sanitarios que era necesario su traslado al hospital de Son Espases. No obstante, los policías constataron con el personal sanitario que la mujer no presentaba ningún corte, sospechando que la sangre fuera de su expareja, iniciando las gestiones para el esclarecimiento de los hechos.

Así, los agentes comprobaron que en la zona había un reguero de sangre y localizaron una piedra ensangrentada, sospechando que el presunto agresor estuviera herido.

Pedradas y mordiscos

Una patrulla localizó en el servicio de urgencias al supuesto agresor, quien presentaba una herida en la cabeza de la que salía sangre. El hombre indicó que momentos antes su pareja le había propinado un fuerte golpe en la cabeza con una piedra, produciéndole una herida, así como un mordisco en el dedo.

La Policía realizó gestiones para confirmar los hechos y, una vez con toda la información, pruebas e indicios, procedieron a la detención de la mujer y el hombre como presuntos autores de un delito de malos tratos, la mujer supuestamente por golpear con una piedra en la cabeza al hombre y propinarle un mordisco y el hombre por agredir a ésta.

Un pareja se pega por celos en la puerta de una discoteca
Comentarios