viernes 3/12/21
Turistas frente a una de las múltiples tiendas localizadas en el casco antiguo
Las tiendas de souvenir son una de las modalidades de comercio que no han sido incluidas en el plan de ayudas estatal.

La Patronal del Pequeño y Mediano Comercio (Pimeco) ha pedido al Govern Balear que se destinen "al menos" 300 millones de euros en ayudas directas a su sector, de los 900 millones que recibirá del Estado, para las empresas más afectadas por la crisis.

A este respecto, la organización ha explicado que en Mallorca existen alrededor de 15.000 empresas dedicadas al pequeño y mediano comercio, y que de su supervivencia dependen más de 60.000 puestos de trabajo y miles de familias de la isla.

Además, Pimeco ha recordado que el sector Comercio ha sido "uno de las más perjudicados" por la crisis provocada por la pandemia COVID-19: “hemos registrado una caída en las ventas y facturación de más del 70%, y aunque hemos podido tener abierto, en la mayoría de casos, lo hemos hecho con muchísimas dificultades y sin registrar apenas ventas", han argumentado desde la patronal.

Y, a consecuencia de ello: "sin los recursos necesarios, tanto en ayudas como en perspectivas de recuperación del sector turístico, la tendencia es un cierre de comercios sin antecedentes”, mantienen desde la la entidad.

Por su parte, el presidente de Pimeco, Toni Fuster, ha asegurado que “si dividimos esos 300 millones en ayudas que pedimos para el sector entre los 15.000 pequeños y medianos comercios que existen en Mallorca, nos salen ayudas de 1.500 euros al mes; una cantidad nada desorbitada”.

A esto, Fuster ha añadido que "el problema es que las ayudas que se han dado hasta el momento no han llegado a todos" y “no queremos que nadie se quede atrás, tal y como dicen desde el Gobierno”.

Fuera del plan estatal

En este sentido, la patronal está indignada por la exclusión de las tiendas de souvenirs y de objetos de regalo, las floristerías y las bodegas del plan de ayudas estatal que prevé destinar 11.000 millones a las empresas más afectadas por la crisis.

“Se trata de empresas que dependen directamente del turismo y muchas de ellas se han visto abocadas al cierre por no poder aguantar la situación. Reclamamos al Govern Balear que realice las gestiones necesarias para poder incluir a estos sectores tan afectados en el plan, de manera que no queden excluidos del rescate”, mantiene el máximo responsable de Pimeco.

Pimeco pide 300 millones para el comercio excluido de las ayudas
Comentarios