jueves 20/1/22
Un vaso de plástico junto a una estrella de mar.
Un vaso de plástico junto a una estrella de mar.

Un grupo de científicos y submarinistas de la organización Oceana han detectado la presencia de plásticos en todos los ecosistemas submarinos de las costas de Mallorca que han sido analizados, incluso fuera de temporada turística.

Según el último informe de la organización dado a conocer este jueves, en total son una docena de emplazamientos -algunos en Valencia- ricos en biodiversidad que combinan diferentes tipos de hábitats, entre ellos corales, fondos arenosos y bosques de algas.

Ante estos hallazgos, Oceana ha pedido al Congreso de los Diputados "medidas ambiciosas" para eliminar los plásticos de un solo uso mediante la Ley de Residuos. Además, ha solicitado elevar los objetivos de reutilización en el Real Decreto de Envases que prepara el Ministerio para la Transición Ecológica.

Según ha detallado la directora de la campaña de plásticos de Oceana en Europa, Natividad Sánchez, "los resultados de nuestras expediciones en dos de los puntos más turísticos del Mediterráneo español son tajantes".

"Es urgente reducir drásticamente la producción y el uso de plásticos de un solo uso. Esta basura está sofocando los mares y las especies que los habitan", ha considerado, para después añadir: "La magnitud del problema requiere medidas legislativas de calado y políticas a la altura de las expectativas, además de una apuesta clara por la reutilización y la reducción".

Sobre todo plásticos desechables

Los artículos más encontrados por los expertos de Oceana son los plásticos desechables, entre ellos bolsas, envoltorios, envases de bebidas, recipientes de comida y equipos de pesca, entre otros.

La organización sostiene que la solución es que las administraciones regionales y el Gobierno aborden la contaminación por plásticos de forma eficiente, cambiando la cultura de usar y tirar, que se centra exclusivamente en la recogida de basura una vez desechada, a una política que fomente alternativas reutilizables y evite la generación de residuos.

Entre las principales reivindicaciones, Oceana ha destacado adoptar objetivos de reducción vinculantes para productos que afectan gravemente a la fauna marina, como toallitas húmedas, embalajes desechables y anillas de plástico.

Restricciones para la hostelería

Asimismo, ha exigido introducir restricciones para productos de un solo uso, como envases de comida y bebida en hoteles, bares y restaurantes, además de fomentar iniciativas similares en establecimientos de zonas costeras, festivales y fiestas populares.

Por último, ha subrayado que reciclar no basta para reducir el consumo de materias primas, dado que solo se puede utilizar un número limitado de ciclos antes de que el material pierda sus propiedades.

Los plásticos se adueñan de los fondos marinos de Mallorca
Comentarios