martes 30/11/21

La lucha de los dermatólogos: “Sigue estando de moda ponerse moreno”

El 13 de junio, se conmemora el Día Mundial del Cáncer de Piel, que pretende informar y concientizar a las personas sobre esta enfermedad, la cual es el tipo de cáncer más común en el mundo entero

 

Los dermatólogos alertan "En Mallorca tenemos muchos pacientes que se han expuesto al sol toda la vida"

Mallorca Confidencial ha entrevistado a Marta Cantarero, dermatóloga en el Hospital de Manacor y la Clínica Juaneda. Asimismo, es la coordinadora de la campaña ‘Euromelanoma’ en Baleares. La doctora manifiesta e insiste en “La importancia de la prevención y los riesgos a los que nos exponemos cuando tomamos el sol”. Precisamente, esta campaña que se lleva a cabo en los hospitales públicos de nuestra comunidad consiste en habilitar un número de teléfono para que los interesados pueden solicitar una revisión de lunares. 

Proteger a los menores del sol es imprescindible para evitar futuros cánceres de piel

La dermatóloga, Marta Cantarero, nos explica que “La incidencia del cáncer de piel en los niños de Baleares es muy baja. Hay casos pero muy pocos”. A pesar de esto, recuerda que “Los más pequeños no deben estar morenos. Debemos liberarnos de esta idea. Nos bronceamos porque nos dañamos las células y por esto pigmentamos”. La dermatóloga añade “Hay cuerpos que reparan muy bien el daño celular pero en los niños el sistema de reparación es mucho más débil que en un adulto, tienen la piel más fina y les entra más radiación solar. A ellos los debemos proteger más”. 

La gravedad está en el hecho que “Un niño cuando se quema el daño es mucho más peligroso que una quemada en un adulto. En los niños su mecanismo de reparación es más débil y esto provoca que de adulto pueda aumentar la probabilidad de padecer cáncer de piel”. En este sentido, la doctora recuerda a los padres y madres la importancia de proteger de la radiación del sol siempre a los más pequeños “No sólo debemos ponerles crema protectora, deben llevar gafas, gorra y camiseta”. 

“Los más pequeños no deben estar morenos. Debemos liberarnos de esta idea. Nos bronceamos porque nos dañamos las células y por esto pigmentamos”

Los melanomas y los lunares 

Suelen aparecer en la edad media, entre los 30 y los 40 años. Las mujeres son las que más consultas realizan para controlar si sus lunares son o no malignos, nos cuenta Marta que “Las mujeres se observan más. Vienen a la consulta por lesiones, en general son lunares que les han cambiado o que nunca se han visto". 

"Asimismo, también acuden a la consulta personas que vienen a revisión porque tiene muchos lunares. Lo ideal para hacerse un chequeo no es justo después del verano porque se pigmentan más estos lunares y puede dar lugar a dudas al dermatólogo. Las revisiones anuales deben hacerse antes del verano”, concluye Marta. 

La especialista nos recuerda los signos de alarma: la asimetría, los bordes delimitados, el color homogéneo, el diámetro (en general un lunar de más de 6 mm debe ser visto) y la evolución. 

Las lesiones por la exposición repetida al sol 

La dermatóloga nos detalla que lo que más están viendo es la queratosis actínica. Se trata de lesiones en la piel que aparecen a partir de los 40 y 50 años, “En Mallorca tenemos muchos pacientes que se han expuesto al sol toda la vida y de repente les sale como una descamación en la piel. Hay que tratar esta lesión porque puede evolucionar hacía un tumor de piel y el tratamiento llegado este punto es quirúrgico”. En un principio y si se coge a tiempo, el tratamiento para este tipo de afectación es hacer crioterapia, “Consiste en aplicar nitrógeno líquido sobre la lesión. Tiene muy buen resultado”

Marta apunta que siempre tiene un mensaje claro para sus pacientes “Estas lesiones les hago entender que si se tratan bien y a tiempo van a estar controladas y no tienen porque ir a más. Casi en el 99 por ciento de los casos conseguimos controlarlo”. 

“En Mallorca tenemos muchos pacientes que se han expuesto al sol toda la vida y de repente les salen como una descamación en la piel. Hay que tratarlas porque pude evolucionar hacía un tumor"

¿Qué tipos de protección tenemos?

La experta detalla que existen tres tipos de fotoprotección: la química, la física y la biológica. La química la encontramos en el 90 por ciento de las cremas que podemos comprar en farmacias, nos la aplicamos 10 minutos antes de la exposición solar, la piel absorbe y nos protegemos; es la más comercializada.

La física hace referencia al uso de camisetas, gafas, sombreros y también cremas. Las cremas físicas son aquellas que pone mineral en el envase y las conocemos como protector de pantalla total. Las podemos adquirir en las farmacias y están recomendadas para niños, personas con problemas de piel y es la más recomendada para evitar la aparición de manchas en la piel. 

La protección biológica consiste en tomarse todos los días cápsulas y es una medida que siempre debe ir acompañada del uso de la crema protectora. Estas cápsulas activan las defensas contra el daño que el sol nos hace a nuestras células. Existen en el mercado los comprimidos para adultos y los sobres para los niños. 

La lucha de los dermatólogos: “Sigue estando de moda ponerse moreno”
Comentarios