lunes 1/3/21

La reapertura de la hostelería el 2 de marzo se hará "con prudencia"

Negueruela remarca que la desescalada se realizará de forma lenta y "progresiva", acompasada con la vacunación
undefined
La terraza del popular Bar Bosch de Palma permanece cerrada, ahora solo vende consumiciones a través de una ventana lateral.

El portavoz del Govern y conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, ha confirmado que el Ejecutivo balear revisará este viernes las actuales restricciones frente a la COVID-19 para iniciar la desescalada en el sector de la hostelería a partir del próximo 2 de marzo.

En la rueda de prensa posterior al Consell de Govern, Negueruela ha insistido en que la desescalada debe ser muy lenta, hacerse "con prudencia" y de forma acompasada con el proceso de vacunación.

"En otros países de Europa la desescalada está siendo gradual y las medidas aquí han funcionado, pasando a ser una de las comunidades autónomas con menos incidencia. Estamos haciendo lo que los expertos nos dijeron", ha señalado.

La forma en que se procederá a la relajación de las medidas se fijará junto a los agentes sociales esta semana, según ha explicado el conseller. "No dijimos de prohibir la restauración esta semana, precisamente comenzará a abrir el sector", ha indicado.

La apertura en el sector comenzará previsiblemente el próximo 2 de marzo, que es cuando finaliza el periodo de vigencia de 15 días de las medidas actuales.

Nuevas reglas

Así, el portavoz ha asegurado que los negocios de la restauración recibirán pautas concretas sobre esta desescalada antes de ese día, para que así puedan preparar sus locales "en las condiciones de máxima seguridad". "Esta semana se fijarán las medidas para que las tengan con varios días de antelación para ponerlas en marcha", ha añadido.

En este sentido, ha apuntado que, tras las reuniones que hay previstas esta semana en la Mesa de Diálogo Social y con los sectores afectados, se hará público el nuevo marco que estará vigente.

Finalmente, el conseller ha reiterado la importancia de que la desescalada se haga de forma consensuada y con prudencia, puesto que la cepa británica ha obligado a cambiar de criterio a la hora de tomar decisiones sobre la pandemia.

"La presión en las UCI es uno de los datos importantes para el Govern y para el Ministerio. Haremos lo que nuestros expertos nos dijeron y haremos una desescalada progresiva con un marco conjunto con agentes sociales y para que tenga continuidad en el tiempo", ha concluido.

La reapertura de la hostelería el 2 de marzo se hará "con prudencia"
Comentarios