jueves. 13.06.2024
Las 'casetas' en terrazas de bares palmesanos parecen tener los días contados (Foto: Archivo)
Los restaurantes están siendo objetivo de numerosas restricciones a causa de la pandemia.

Las asociaciones del sector de la Restauración de Baleares han pedido este lunes al Govern que retrase el inicio del toque de queda a las 24.00 horas, ante los efectos negativos que tendrán sobre su actividad las restricciones nocturnas de movilidad, que se suman a las limitaciones de reuniones a seis personas.

El presidente de Restauración Mallorca, Alfonso Robledo, ha admitido que la salud "es lo más importante" pero ha lamentado que la medida no va a servir para frenar el incremento de contagios y solo tendrá efectos negativos sobre el sector de la Hostelería.

Robledo ha celebrado campañas que se están lanzando como 'Adelanta tu cena a las 20.00 horas', que anima a salir antes pero ha argumentado que de nada servirá si miles de trabajadores, por ejemplo, de grandes superficies, siguen terminando su jornada laboral a las 22.00 horas. En este caso, "no somos Europa", ha admitido.

Adelantar la hora de la cena, como se está proponiendo, "sería ideal", ha apuntado, pero no puede ser solo el sector de la Restauración el que tome medidas e introduzca modificaciones en los horarios.

Preparados para impedir contagios

Robledo ha asegurado, además, que los bares y los restaurantes están, en general, más preparados para impedir los contagios que los domicilios particulares.

Además, según ha apuntado y refiriéndose a datos del propio Ministerio de Sanidad, los porcentajes de contagios en restaurantes "son bajísimos", tanto los laborales como los sociales.

En este punto, ha lamentado que mientras en algunos países se está animando a que las reuniones sociales se hagan precisamente en los bares y restaurantes, porque es donde están aseguradas las medidas de higiene, limpieza y ventilación, en Baleares y en España se anima en cambio a reunirse en los domicilios.

Preocupación ante la Navidad

El presidente de Restauración Mallorca ha expresado igualmente su preocupación ante la llegada de la Navidad y, especialmente, de la temporada de cenas de empresa, un momento "muy importante" para el sector y que hoy por hoy "no se está moviendo".

En este caso, Robledo ha lamentado que confluyen las dos circunstancias. Por un lado, el factor horario y, por otro, la limitación del número de personas en los encuentros.

La Restauración balear pide un toque de queda a partir de las doce de la noche