viernes 10.07.2020

El sector del transporte balear reclama ayudas directas y asegura ser el gran olvidado

Mallorca Confidencial ha entrevistado a Rafael Roig, presidente del transporte discreccional de Baleares y vicepresidente de la CAEB

El transporte discrecional preocupado por la falta de ayudas para hacer frente a la crisis (Foto: MAC)
El transporte discrecional preocupado por la falta de ayudas para hacer frente a la crisis (Foto: MAC)

El sector del transporte en Baleares expresa su preocupación ante la actual situación de crisis económica que se ha generado a raíz de la Covid-19. Los empresarios de este sector lo tienen claro, primero de todo, está garantizar la salud de las personas, tanto de los residentes como de los turistas. Asimismo, el hecho que los touroperadores no empiecen a operar hasta principios de julio deja el sector totalmente tocado y con un sentimiento de incertidumbre a largo plazo.

El presidente de las principales asociaciones del transporte en Baleares, Rafael Roig, asegura que “La situación es muy complicada y lamentamos que nuestro sector no haya recibido ninguna ayuda directa por parte de las administraciones. Somos los olvidados de esta crisis”.

“La realidad es que ahora mismo, el transporte discrecional está parado al cien por cien”, así de contundente se muestra Rafel Roig. Los empresarios de este sector piden a las administraciones que se escuchen sus peticiones “Solicitamos que se nos permita operar con un cien por cien de la ocupación en taxis y autocares, igual que está pasando con los aviones”.

El presidente de los transportistas en nuestra comunidad explica “Hemos pedido al Govern rebajas en los impuestos, que los lisings queden suspendidos durante dos años, mayor efectividad en los créditos ICO, la ITV hasta el 31 de diciembre, entre otras medidas que consideramos urgentes y no hemos recibido ninguna respuesta. Somos los empresarios los que damos trabajo a los trabajadores”.  Roig, concluye, “Las pérdidas son incalculables. Hablamos de millones de euros”.

Respecto a la desescalada y la vuelta progresiva de los turistas, el presidente de la Federació Empresarial Balear de Transports, manifiesta que “ Todas las empresas abrirán con muchas dificultades. Estamos ante un modelo nuevo de turismo. La forma de viajar cambiará. Los touroperadores de momento no tienen una planificación hecha. Todo esto nos conduce a una situación de absoluta incertidumbre”

 “Todas las empresas abrirán con muchas dificultades. Estamos ante un modelo nuevo de turismo. La forma de viajar cambiará"

Rafael Roig, ve con preocupación que la actual coyuntura se pueda acabar traduciendo en despidos “Debemos ser realistas, como mucho, la temporada funcionará al 25 por ciento. El mercado inglés no está funcionando como necesitaríamos".

La problemática real, según Roig, no está en cómo será está temporada “El problema real es que ya llevamos un invierno, una temporada de verano mínima y a la vuelta de la esquina está otro invierno, y será muy duro”. En este sentido, apunta que “Pedimos ayudas para no vernos con la necesidad de despedir a los trabajadores. Esta crisis económica se extenderá hasta el 2022. Registraremos un año y medio de parada”.

El presidente de los transportistas, destaca también que el poder adquisitivo de los ciudadanos se habrá visto afectado de manera significativa y esto afectará directamente en el sector turístico más allá de esta temporada de verano.

El sector del transporte balear reclama ayudas directas y asegura ser el gran olvidado
Comentarios