domingo 9/8/20

Sensores para controlar el aforo en las playas de Baleares

La tecnología se ha probado en Ciutat Jardí y ha confirmado "su eficacia"
La tecnología se ha probado en Ciutat Jardí y ha confirmado "su eficacia"
La tecnología se ha probado en Ciutat Jardí y ha confirmado "su eficacia"

La Dirección General de Modernización y Administración Digital ha presentado este jueves a representantes de los cuatro consells insulares y de los municipios de Baleares la tecnología de sensores que permitirá mantener un control "minucioso y en tiempo real" de la ocupación de las playas, así como generar alertas en caso de que el número de usuarios supere la capacidad establecida.

Según ha explicado en un comunicado la Conselleria de Administraciones Públicas y Modernización, en una reunión telemática, se han mostrado los resultados del proyecto piloto que se ha realizado en la playa de Ciutat Jardí y que ha confirmado la eficacia de este sistema, impulsado desde la entidad Ibetec con apoyo de la empresa Axión.

En estas instalaciones, los ayuntamientos instalan los sensores, mientras que la infraestructura de comunicaciones y los servicios web los proporciona la Comunidad Autónoma de forma gratuita.

Como gran ventaja, destaca la capacidad de los sensores de funcionar sin cobertura de Internet y sin conexión a la red de corriente eléctrica, puesto que pueden incorporar placas solares que los hacen plenamente autónomos y muy adecuados para zonas con infraestructuras limitadas.

El sistema, han añadido en el comunicado, es capaz de evaluar informáticamente, dentro del mismo dispositivo, la densidad de personas en un espacio determinado y su relación con el aforo recomendado, y envía a la administración competente el estado de ocupación de las playas a las que se ha aplicado esta tecnología con una frecuencia de entre uno y dos minutos.

El canal de comunicación de la red Internet of Things de las Illes Balears (Iotib) empleada en este proyecto solo transmite los datos numéricos relativos a la densidad del elemento indicado, en este caso, personas.

No se transmite, han detallado, ninguna imagen del espacio analizado ni se hace uso de ellas, lo que garantiza la total privacidad de las personas que visitan la playa.

La información se transmitirá por medio de la red Iotib a la entidad Ibetec, desde la que se activarán alertas que darán aviso a las autoridades competentes cuando se superen los aforos permitidos o se produzcan concentraciones excesivas de personas.

De este modo, se podrán realizar las intervenciones oportunas en cada espacio de forma ágil y efectiva para garantizar la seguridad de los usuarios.

Experiencia piloto

Según los resultados de la experiencia piloto puesta en marcha el pasado 25 de junio con la colaboración de Cort, en Ciutat Jardí los porcentajes de ocupación no han superado en ningún momento el 15 por ciento y, por lo tanto, se ha garantizado el distanciamiento social y la seguridad de los bañistas.

Los picos de ocupación se han registrado los fines de semana, alrededor de las 19.00 horas de los sábados y de las 12.30 horas de los domingos.

Según han anotado, ahora se pone a disposición de todas las administraciones que quieran incorporar a su gestión de playas esta herramienta compatible con otros sistemas de medición de concentraciones de personas.

Esta integración será posible mediante una API para que se pueda conectar muy fácilmente a cualquier web o aplicación de información turística.

Web de playas automática 

Además de las administraciones, los usuarios podrán tener acceso a la información para tomar la decisión responsable de ir a una playa determinada u otra en función de su situación.

Para hacerlo posible, se ha creado un servicio web disponible en platges.caib.es, playas.caib.es, y beaches.caib.es, en el que se presentará la información del estado de ocupación de estas playas mediante un código de colores a partir de las recomendaciones de los ayuntamientos gestores.

En el caso de Ciutat Jardí, se ha determinado que si la playa está ocupada con una densidad inferior a los 8 metros cuadrados por persona se considera que el estado de ocupación es bajo y se presenta la playa de color verde.

Si la densidad está entre 8 metros cuadrados y 4 metros cuadrados por usuario, se presenta de color naranja, y si la densidad es superior a 4 metros cuadrados por usuario, se presenta de color rojo.

Desde la Dirección General de Modernización y Administración Digital, se ha recordado que la situación actual marcada por la crisis sanitaria de la Covid-19 obliga a adoptar medidas dirigidas a garantizar la salud colectiva tanto de residentes como de turistas, y que Baleares realiza múltiples acciones para garantizar la seguridad de los turistas de una forma amable y no intrusiva.

La red Iotib, gestionada por la empresa pública Ibetec y creada con la colaboración de la UIB, es una infraestructura de comunicaciones propia del Govern para dar servicios inteligentes o de internet de las cosas con cobertura a la práctica totalidad del territorio de las Islas.

Se basa en un protocolo de comunicaciones abierto llamado Lorawan, que permite transmitir datos de baja velocidad a gran distancia.

Sensores para controlar el aforo en las playas de Baleares
Comentarios