miércoles 30/9/20

Los sindicatos, en pie de guerra con el Govern

El sindicato de enfermería Satse considera  "indignante" la decisión de "congelar" los sueldos de los funcionarios. El presidente del sindicato médico Simebal, Miguel Lázaro, asegura que es "sangrante, injusto e inmerecido", en un momento en el que el colectivo médico "está extenuado tras meses de lucha continuada contra la pandemia"

Representación de SIMEBAL apoyando a la concentración de los R0 en el Ministerio de Sanidad en Madrid
Representación de SIMEBAL apoyando a la concentración de los R0 en el Ministerio de Sanidad en Madrid

El Govern ha comunicado a la Mesa de Negociación de Empleados Públicos que sólo se aplicará la subida salarial del 2 por % para 2020 en las retribuciones básicas y que bajará en la misma cuantía en un complemento autonómico, lo que en la práctica supone "neutralizar" la subida retributiva y congelar los salarios, según el STEI Intersindical.

La subida retributiva del 2% venía recogida en un Real Decreto, como ha recordado el STEI, que remarca que la mayor parte de las administraciones ya han aplicado esta subida a sus trabajadores.

El sindicato ha criticado que el Govern, en la reunión de la Mesa celebrada este jueves, ha "presentado la propuesta de palabra, sin ninguna documentación previa ni a lo largo de la reunión, lo que demuestra su nula voluntad negociadora".

El STEI ha pedido la retirada de la propuesta, "ante el posicionamiento en contra de toda la parte social", o ha planteado que se someta a votación. "La administración no ha aceptado ninguna de las dos propuestas y ha levantado la sesión", según la organización sindical.

"El Govern será la única administración que no cumplirá con la subida retributiva de sus trabajadores", ha denunciado el STEI, que le ha advertido de que "esto generará un clima de conflicto con sus trabajadores públicos".

Defiende la congelación salarial apelando a las subidas de los últimos años​

La consellera de Modernización y Administraciones Públicas, Isabel Castro, ha defendido este viernes la congelación salarial a los trabajadores autonómicos apelando a las subidas de las que se han beneficiado en los últimos años, de un 12 por ciento.

Así se ha expresado después de anunciar que el Consell de Govern ha aprobado el acuerdo por el que se rebajarán complementos autonómicos que, en la práctica, suponen neutralizar la subida del 2 por ciento obligada por normativa estatal.

"Ningún funcionario público verá reducida su nómina en un solo euro respecto a lo que cobraba en 2019", ha asegurado la consellera, que ha sostenido que se han tenido en cuenta aportaciones de los sindicatos; en particular, la de vincular el aumento a la recuperación del Producto Interior Bruto (PIB) balear hasta niveles previos a la pandemia.

Con esta actuación, que afectará a unos 34.000 trabajadores, el Govern calcula que ahorrará cerca de 40 millones de euros. Afectará también a personal del Parlament o la Universitat de les Illes Balears (UIB) cuyas retribuciones dependen de la Comunidad Autónoma.

"No es deseable, pero creemos que es absolutamente necesario para el sostenimiento de las cuentas públicas y el incremento de la plantilla", ha declarado, subrayando que desde 2015 han crecido en 4.000 empleados públicos. A raíz de la pandemia se ha reforzado la sanidad con casi 900 profesionales y el próximo curso escolar contará con 458 profesores más.

"El objetivo es mantener los salarios y derechos laborales de los empleados públicos de esta Comunidad y, a la vez, poder continuar contratando profesionales para incrementar plantillas en servicios esenciales", han incidido desde la Conselleria.

Castro también ha justificado esta decisión en que en "épocas de crecimiento" aumentaron los salarios y "en la legislatura pasada Baleares lideró los índices de incremento salarial", pero ahora el PIB balear sufre importantes caídas por la crisis del COVID-19. Como ejemplo, ha mencionado que los empleados de categoría C2 pasaron de cobrar 1.427 euros mensuales a 1.697.

La titular de Administraciones Públicas ha considerado que se trata de una medida "muy similar" a la adoptada en el sector privado, cuando Govern, patronal y sindicatos acuerdan una congelación salarial de un año en hostelería, comercio y transportes. Sin embargo, en esta ocasión los sindicatos, que fueron informados este jueves en la Mesa del Empleado Público, se han posicionado en contra.

Reducir los altos cargos políticos "no está sobre la mesa"

Por otro lado, la consellera ha asegurado que los cargos políticos tampoco verán aumentadas sus retribuciones, pero ha declarado, a preguntas de los medios, que una reducción del número de altos cargos es "un tema que en este momento no está sobre la mesa".

Finalmente, Castro ha defendido que la salida de la crisis del Govern progresista será "totalmente distinta" de la de la derecha, y que "este Govern está precisamente tomando estas decisiones para evitar esas políticas neoliberales".

Simebal tacha de "inadmisible el recorte salarial"​

El sindicato médico Simebal ha tachado este viernes de "inadmisible el recorte salarial" a los sanitarios y ha asegurado que lo impugnará.

Simebal se ha referido al anuncio del Govern de neutralizar la subida del 2 por ciento obligada por normativa estatal. "La indignación se extiende como la pólvora entre los médicos de Baleares", ha insistido.

En este sentido, el sindicato médico ha afirmado que esta "congelación" de los sueldos ha caído "como un jarro de agua fría" entre los facultativos, que han calificado la jugada de "artimaña".

"No es una congelación, es un recorte en toda regla, una jugada estética de subidas y bajadas para disfrazar lo que no se puede llamar otra cosa que recorte, una treta más que reprobable", ha subrayado el presidente del sindicato médico Simebal, Miguel Lázaro.

Lázaro ha insistido en que los médicos "no se merecen esto, se están dejando la piel en esta pandemia". "Somos conscientes del contexto social que estamos viviendo, pero cuadrar el presupuesto no se puede hacer una y otra vez a costa de las retribuciones del colectivo de los sanitarios", ha afirmado el presidente.

Ante esto, Simebal ha anunciado que impugnará la medida por vía judicial, ya que lo considera especialmente "sangrante, injusto e inmerecido", en un momento en el que el colectivo médico "está extenuado tras meses de lucha continuada contra la pandemia".

Satse considera "indignante" la decisión​

El sindicato de enfermería Satse ha considerado este viernes "indignante" la medida anunciada por el Govern de "congelar" los sueldos de los empleados públicos de Baleares.

Satse ha señalado que "no es una congelación, sino otro recorte más que sufrirá" el colectivo de enfermería de las Islas. "Una medida vergonzosa para los que han demostrado esfuerzo y compromiso durante los últimos meses", ha insistido.

Ante esto, Satse ha reclamado al Govern que el personal de enfermería y fisioterapia, junto al resto de profesionales sanitarios, sean beneficiarios de medidas adicionales compensatorias por "el tremendo esfuerzo realizado" en su labor diaria para atender a las personas afectadas por la COVID-19.

En este sentido, el sindicato de enfermería ha reivindicado poner en valor "el gran sacrificio" realizado por los profesionales sanitarios a lo largo de los últimos meses, al enfrentarse a la pandemia, en muchos casos, "con una grave escasez de recursos y protección, y trasladarles que es justo ir abordando medidas compensatorias".

Los sindicatos, en pie de guerra con el Govern
Comentarios