jueves 24/6/21

Estas son las averías más frecuentes en el hogar y cómo prevenirlas

repair-5004841_1280

Por mucho cuidado que depositemos en los elementos que componen el hogar, es normal que estos sufran el desgaste propio de su uso. Por ello, es importante tomar ciertas precauciones y disponer de un pequeño colchón que nos ayude a solventar ciertas dudas.

En este sentido, contratar un buen seguro de hogar y apostar por una instalación y electrodomésticos de calidad supondrá un alivio a largo plazo, especialmente cuando ocurran ciertos incidentes a los que tarde o temprano tendremos que hacer frente. Y es que existen algunas averías que se manifiestan cada cierto tiempo, especialmente aquellas relacionadas con la fontanería o la electricidad.

Las averías presentes en cualquier hogar

1.       Fontanería

En algún momento de nuestra vida todos nos hemos topado con una reparación de fontanería. Ya sea por las tuberías, las juntas o los atascos, los problemas de fontanería son uno de los más consultados en las aseguradoras. Existen algunas técnicas de mantenimiento preventivo, tales como limpiar los desagües, desatascar y mantenerse atento ante cualquier gotera. No obstante, la mayoría de estas averías no se manifiesta a primera vista, por lo que es imprescindible contar con un seguro del hogar que nos ampare en caso necesario.

2.       Termostato

El termostato suele averiarse cada ciertos años. Ello se debe a que es una herramienta de la que hacemos un uso continuado, sin poder tomar ninguna medida preventiva. El coste de este aparato es bastante económico si lo comparamos con otras averías, aunque depende de la marca o de la reparación en cuestión. Así, su precio suele oscilar entre los 100 y 300€.

3.       Sistemas eléctricos

Al igual que la fontanería, el sistema eléctrico presenta la gran pega de no ser visible a simple vista. Sin embargo, las consultas por reparaciones de este sistema son elevadas, siendo las más comunes aquellas relacionadas con los plomos, enchufes, cortes de luz, etc.

En muchas ocasiones estos pequeños fallos son síntomas de un sistema de cableado obsoleto o un circuito eléctrico no adecuado para nuestro hogar. En cualquier caso, un seguro cubriría las reparaciones básicas, mientras que la sustitución general debe ser analizada por un especialista.

4.       Electrodomésticos

La reparación de electrodomésticos es una operación que está a la orden del día. Entre otras causas, ello se debe a que utilizamos estos dispositivos para prácticamente todas las actividades de la vida diaria. Por ello, los electrodomésticos que más se averían son los frigoríficos, congeladores u hornos.

Aunque debido a su movilidad puedan parecer fáciles de reemplazar, lo cierto es que estas operaciones suelen ser bastante costosas. La búsqueda de una pieza y su posterior instalación pueden alcanzar los 500€ en algunos casos.

Los seguros del hogar cubren las averías sencillas, como la obstrucción en lavadoras o lavavajillas. No obstante, con el fin de evitar su aparición, es importante mantener los electrodomésticos en una buena ubicación, lejos de otros dispositivos, y limpiar y comprobar cualquier obstrucción tras su uso.

5.       Averías diarias

Por último, existen averías que, aunque pueden postergarse durante más tiempo, no debemos perder de vista. Entre ellas se encuentran las cerraduras, las persianas o las humedades. Muchas de estos inconvenientes pueden solventarse fácilmente, mientras que otros precisan de especialistas en el hogar.

Estas son las averías más frecuentes en el hogar y cómo prevenirlas
Comentarios