viernes 27/5/22
Una máquina quitanieves y una grúa en una carretera de Altube, a 1 de abril de 2022, en Altube, Zuya, Álava (País Vasco). | E.P.
Una máquina quitanieves y una grúa en una carretera de Altube, a 1 de abril de 2022, en Altube, Zuya, Álava (País Vasco). | E.P.

Nieve, viento, frío y olas activarán este sábado los avisos en ocho CCAA, en una jornada marcada por nevadas significativas en el alto Ebro y área pirenaica, así como rachas de viento del noroeste muy fuertes en el nordeste peninsular y Baleares, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, Aragón (Huesca, Zaragoza), Cantabria, Castilla y León (Burgos, León, Palencia y Soria), Cataluña (Lérida y Girona) y País Vasco estarán en alerta por nevadas mientras que las bajas temperaturas activarán los avisos en Aragón (Huesca) y Cataluña (Girona y Lérida).

El viento pondrá en riesgo a Aragón, Baleares (Mallorca), Cataluña y Comunidad Valenciana (Castellón) y el oleaje a Cataluña (Barcelona, Girona, Tarragona), Comunidad Valenciana (Castellón) y Baleares (Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera).

Este sábado en la Península, tras el paso de un frente atlántico, se prevé flujo frío del norte, con cielos nubosos y lluvias débiles en general en el Cantábrico, alto Ebro y Pirineos. Serán algo más intensas y persistentes en áreas montañosas y sin descartarse chubascos dipersos en el este de Baleares, tendiendo a remitir en todas las zonas.

En el resto de la mitad norte, habrá intervalos nubosos y nubosidad de evolución dispersa. En la mitad sur de la Península, resto de Baleares y Estrecho predominarán los cielos poco nubosos, aunque nubes altas irán penetrando por el suroeste de la Península, anunciando el acercamiento de una borrasca atlántica. En Canarias, se esperan intervalos nubosos, con posibles chubascos ocasionales en las islas montañosas.

Habrá nubes bajas y brumas matinales aisladas en montaña mientras que las cotas de nieve estarán en el extremo norte peninsular entre los 300 y los 500 metros y, con baja probabilidad, podrá ser a nivel del mar en el litoral cantábrico oriental.

Las temperaturas máximas experimentarán ligeros descensos en Pirineos, litoral sudeste, zonas del suroeste peninsular y en Canarias occidentales; predominio de los ascensos en el resto; y las mínimas en descenso generalizado, más acusado en la mitad sur peninsular y cordillera Cantábrica.

Las temperaturas serán inferiores a los valores normales para la época y se esperan heladas en toda la mitad norte, excepto en los litorales y en medio y bajo Ebro, así como en el interior del cuadrante sudeste. Serán más intensas en los sistemas montañosos del norte y en Pirineos pueden ser fuertes.

Predominarán vientos de componente norte y soplarán de noroeste con intervalos de fuerte y/o rachas muy fuertes en el nordeste peninsular y Baleares; siendo de Levante en el Estrecho y Alborán, con intervalos de fuerte; y en Canarias, vientos flojos con predominio de las componentes este y sur.

Por otro lado, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, de acuerdo con las predicciones de la
Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), mantiene la alerta por temporal de frío y nieve en la mitad norte peninsular, donde se esperan nevadas importantes en cotas bajas, así como fuertes vientos en el nordeste.

Hay previsión de nevadas fuertes en Pirineos y Cordillera Cantábrica, que han ido extendiendo a lo largo del viernes a otros puntos de la mitad norte. Existe la posibilidad de que se produzcan a cotas muy bajas en estas zonas. Se prevé también un importante descenso de las temperaturas.

El viento será fuerte en el cuadrante nordeste, Baleares y zonas montañosas, lo que incrementará la sensación de frío. Las rachas de viento se situarán entre los 70 km/h y 100 km/h. El domingo, también se espera viento fuerte en Canarias. Este viento dará lugar a mal estado de la mar en zonas del Mediterráneo. Los vientos costeros arreciarán en el litoral catalán, Comunidad Valenciana, Baleares, Andalucía, Ceuta y Melilla.

RECOMENDACIONES

Ante la alerta por nevadas, Protección Civil recomienda viajar por carretera si es imprescindible y en ese caso tener especial cuidado con las placas de hielo. Además, aconseja informarse de la situación meteorológica y el estado de las carreteras, extremar las precauciones, revisar el vehículo y atender a las recomendaciones de Tráfico.

En concreto, insiste en la recomendación de revisar los neumáticos, anticongelante y frenos y de tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina y llevar neumáticos de invierno o cadenas. Aconseja asimismo llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil.

Por otro lado, en caso de quedar atrapado en la nieve, recomienda permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.

Además, en caso de quedarse aislado y necesitar ayuda aconseja no tratar de resolver la situación de manera unilateral, sino tratar de informar de ese hecho y, salvo que la situación sea insostenible, esperar asistencia.

Ante los fuertes vientos, aconseja asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse. También, conviene abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección.

Si va conduciendo, pide extremar las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido; y prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.

Por otro lado, ante la alerta por vientos costeros recomienda a quien se encuentre en las zonas marítimas que procure alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes.

Igualmente, insiste en que se debe evitar estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje ya que en estas situaciones el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrarle si se encuentra en sus proximidades. Por ello, pide no poner en riesgo la vida para captar las imágenes espectaculares del fuerte oleaje.

Los temporales ponen alerta a ocho comunidades autónomas
Comentarios