martes. 06.12.2022

Los transportistas de Baleares piden exención total de impuestos por inactividad

La FEBT afirma que el volumen de servicios en este sector "ha caído en picado" debido a la crisis sanitaria y hace un llamamiento urgente para que al menos se realice una "bonificación al máximo" a sus más de 1.800 empresas.

La Federación Empresarial Balear de Transportes (FEBT) ha realizado un llamamiento a todas las instituciones públicas de las Islas para que prevean en sus presupuestos una "bonificación al máximo o la exención de todos los impuestos y tasas" que gravan a este sector, cuya actividad "ha caído en picado" a causa de la crisis provocada por la pandemia de COVID-19.

Concretamente, la patronal ha reclamado que tanto Govern como consells insulares y ayuntamientos "tengan algún gesto" en positivo con las pymes del transporte, que les permita un respiro durante los próximos meses, ya que se prevé un invierno de fuerte inactividad y la evolución del año 2021 aún se mantiene en total incertidumbre.

Según el presidente de la FEBT, Rafael Roig, esta petición no tiene otro fundamento que el propio sentido común. En tal sentido, Roig señala que en la mayoría de las empresas del sector, la crisis derivada de la llegada del COVID19, ha supuesto una casi total inactividad del sector y, por tanto, un consecuente descenso drástico de los ingresos, y a pesar de ello, los gastos, y especialmente los tributos fiscales, parece que se mantienen. 

Para el máximo responsable de la patronal sectorial, "nadie entendería que las instituciones públicas no tuvieran en cuenta" esta petición de rebaja o exención de impuestos. En opinión de Roig, "se está jugando con la supervivencia" de las empresas del transporte en las Islas, así como con la viabilidad económica de las familias de los trabajadores que las sustentan. 

Cabe recordar que hace unos meses la FEBT ya dirigió una carta oficial a la Federación de Entidades Locales de Baleares (FELIB) y a todos los consistorios isleños, en la que solicitaba de los mismos su implicación directa en las ayudas al sector del transporte de las Islas, "gravemente perjudicado y casi inactivo" a la vista de la situación provocada por la pandemia actual. 

La FEBT representa a más de 1.800 empresas y autónomos, con un parque que supera las 50.000 unidades, dando empleo directo a más de 15.000 trabajadores. la federación aglutina a 14 organizaciones de los subsectores: Transporte Discrecional y Turístico, Transporte Regular de Viajeros, Auto-taxi de Baleares, Alquiler de Vehículos con Conductor, Rentacar, Ambulancias, Auxilio en Carretera, Transporte de Mercancías, Agencias de Transporte de Mallorca y Asociación de Garajes, entre otros), los transportistas cuentan con el mejor instrumento corporativo para estar al día. 

Qué pide la FEBT y para qué impuestos

  • Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica: solicita de la Administración que "no devenga el pago de dicho impuesto a las empresas en caso de baja temporal de los vehículos, como consecuencia del Estado de Alarma y la suspensión de la actividad económica". Y, en particular, la actividad asociada al turismo. Asimismo, también la FEBT hace patente la conveniencia de que la Administración aplique bonificaciones específicas dirigidas a "supuestos de fuerza mayor", a fin de que no se tribute mientras se mantengan las circunstancias de baja temporal de los vehículos.
  • Impuesto de Actividades Económicas: solicita la ampliación de la normativa estatal, que data de 1990, relacionada con elementos tributarios relativos al sector del transporte y a motivos de fuerza mayor, como es la presente Pandemia, de forma que la paralización de la actividad diera directamente la posibilidad de obtener la rebaja proporcional de la cuota de dicho impuesto. Asimismo, la Federación Empresarial Balear de Transportes argumenta también que, en este caso, se deben implementar también bonificaciones mediante una Ordenanza por rentas o rendimientos netos de la actividad económica negativos o inferiores a la cantidad que determine la ordenanza fiscal y, de esta forma, a causa del parón económico de la actividad, dicha bonificación extraordinaria pudiera beneficiar a todas las empresas del sector que, evidentemente, han visto mermados sus rendimientos de forma drástica como consecuencia de la presente crisis sanitaria y económica.
  • Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI): considera que la suspensión de actividad de las empresas del sector del transporte, a consecuencia de la aplicación del Estado de Alarma y a la crisis posterior que se deriva, no puede atribuirse a los empresarios ni pueden ser ellos quienes tengan que soportar exclusivamente las pérdidas derivadas de dicha situación impuesta. Es por ello que la FEBT solicita de los Ayuntamientos que utilicen la herramienta fiscal de la bonificación del 95% al considerar la actividad del citado sector, de especial interés y en atención a las circunstancias económicas que concurren.
  • Tasa de Residuos Sólidos Urbanos: entiende que dado que durante este tiempo de inactividad de las empresas del sector, apenas se han generado residuos, dicho gravamen debería aplicarse en función de lo expuesto y, por tanto, con la rebaja correspondiente. De igual forma, la FEBT considera que se deberían introducir exenciones o bonificaciones también para el sector por parte, en este caso, de los Ayuntamientos. 

Los transportistas de Baleares piden exención total de impuestos por inactividad
Comentarios