jueves 21/10/21

Los turistas nacionales deberán mostrar una PCR negativa a su llegada a Baleares

La medida se ha tomado en consenso con el Gobierno canario, y prevé realizar pruebas gratis a los residentes que viajen
undefined
Control de pasajeros en el aeropuerto de Palma.

La comunidad autónoma de Baleares exigirá, a partir del 20 de diciembre, una prueba PCR negativa a los turistas nacionales que lleguen por avión desde zonas con una incidencia acumulada superior a 150 casos por 100.000 habitantes, mientras que se ofrecerá la posibilidad de hacer una prueba diagnóstica gratuita a los residentes de las Islas.

Así lo ha anunciado este viernes la presidenta del Govern, Francina Armengol, tras reunirse con el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, para tratar una postura común respecto a los controles sanitarios en aeropuertos y puertos.

En rueda de prensa, la dirigente balear ha remarcado que esta medida se ha tomado en consenso con el Gobierno canario y el Ejecutivo central.

De este modo, el Govern establece la obligatoriedad de presentar una prueba PCR negativa, realizada 72 horas antes del vuelo, a los turistas nacionales. No obstante, esta petición será diferente para otros dos grupos: los viajeros de otras comunidades que llegan a Baleares por un motivo justificado y los residentes de las Islas.

Viajeros por causas justificadas

Para quienes venga por causas permitidas --trabajo, cuestiones sanitarias, legales, asistencia a mayores, etc--, en el decreto ley de Estado de Alarma, aprobado por el Gobierno el 25 de octubre, el Govern pedirá PCR negativa o, en su defecto, ofrecerá la posibilidad de realizar un test de antígenos en el aeropuerto o realizar cuarentena durante 10 días tras su llegada.

En el caso de los residentes, Armengol ha resaltado que se les pedirá una PCR negativa a llegada a las Islas, pero ésta se podrá realizar gratis en los centros concertados con el Govern en otras regiones. Además, si no la traen, podrán hacerse un test de antígenos en el aeropuerto o realizar cuarentena de diez días.

Los turistas nacionales deberán mostrar una PCR negativa a su llegada a Baleares
Comentarios