jueves 21/10/21

UGT y CCOO exigirán en Palma el 11 de febrero que suba el salario mínimo

La concentración tendrá lugar ante Delegación de Gobierno y en ella se reclamará también una nueva reforma laboral
Imagen de archivo de una protesta, en este caso de UGT.

Los sindicatos CCOO y UGT han anunciado que se manifestarán el próximo 11 de febrero ante la sede de la Delegación del Gobierno en Baleares, en Palma, para pedir al Ejecutivo central que aplique una subida del salario mínimo y de las pensiones, además de una reforma laboral que "derrote" a la realizada en 2012.

El secretario general de UGT en Baleares, Alejando Texías, ha asegurado este miércoles en una rueda de prensa que, si no se autoriza la concentración, los representantes de estos sindicatos presentarán un escrito a la delegada del Gobierno en Baleares, Aina Calvo.

"Dicen que no es el momento de hacer subidas, pero creemos que ha llegado el momento de que se empiece a hablar seriamente de estas cuestiones", ha manifestado Texías, quien ha lamentado que el salario mínimo afecta a los sectores "más desfavorecidos", de entre los que ha destacado la agricultura, la limpieza y la seguridad privada.

Esta convocatoria, cuya asistencia será abierta y no contempla una limitación del número de participantes, a no ser que las autoridades sanitarias establezcan un máximo de personas, está prevista para las 12.00 horas. Ambos sindicatos han asegurado que se cumplirá con todas las medidas de sanidad y con las distancias de seguridad.

Haciendo referencia a la última reforma laboral de 2012, el secretario general de UGT ha remarcado que "no se puede volver atrás", por lo que ha exigido que cumplan con los compromisos sindicales. También ha solicitado un plan "europeo, moderno y que pueda ayudar a los trabajadores en todos los aspectos".

Por otra parte, en cuanto a la subida de las pensiones, Texías ha considerado que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, "va por libre" y ha reivindicado que esta reforma "tiene que partir" del Pacto de Toledo. "No puede ser que Escrivá se lo guise y se lo coma", ha añadido.

Por su parte, el secretario general de CCOO en Baleares, José Luis García, ha subrayado que "no es el momento de ampliar la jubilación" y ha exigido pensiones sostenibles para que la gente "no ande pendiente de si cobrará o no". En este sentido, ha exigido que se retomen las reuniones que comenzaron antes de la pandemia.

"Con la historia de la pandemia, que es cierta, se está acumulando todo y se están intentando camuflar las necesidades de los trabajadores", ha manifestado García. Además, ha destacado que "hay que movilizar y concienciar a los políticos que dicen que ahora no es el momento".

50 euros más

El secretario de CCOO ha insistido en que es necesario retomar la agenda social con la que se comprometió el Gobierno, que contemplaba, entre otros aspectos, una subida del salario mínimo de los 950 euros actuales a los 1.000 euros. "Estos temas que reivindicamos no son nuevos", ha recordado.

"En febrero de 2020 había reuniones sobre la reforma laboral y aquellos aspectos lesivos para los trabajadores, pero llegó la pandemia y, evidentemente, todo quedó paralizado", ha lamentado García, que también ha valorado la puesta en marcha y la ampliación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

En este sentido, ha apuntado que "es el momento" de proteger a los empleados que están en ERTE y que hay que seguir pensando en cómo pueden obtener ayudas ante una situación "prácticamente de nula actividad". "Es una situación muy complicada y todavía no ha acabado", ha añadido.

Asimismo, el secretario general de CCOO ha lamentado que, si se mantiene la reforma laboral de 2012, "se va a hacer muy complicado poder salir de la crisis actual". Es por esto que considera que es necesario volver a plantear "cuáles serán las nuevas reglas del juego" para reforzar la economía.

UGT y CCOO exigirán en Palma el 11 de febrero que suba el salario mínimo
Comentarios