lunes 01.06.2020

Llucmajor prioriza la atención a ancianos y niños

Llucmajor prioriza la atención a ancianos y niños

El Ayuntamiento de Llucmajor llega a todos los rincones del municipio para paliar y evitar la propagación del Covid-19. Y eso que se trata de un municipio muy disperso, con muchos núcleos de población, unos más habitados que otros debido a su extensión pero todos igual de importantes para el Ayuntamiento que, desde el minuto 1, se ha desvivido por dar servicio y cubrir las necesidades de toda la población, sea cual sea su lugar de residencia, ya sea desde el mismo pueblo de Llucmajor, pasando por s’Arenal, Urbanizaciones, Cala Pi, s’Estanyol, Son Bieló y otros pequeños puntos de residencia como Tollerich o Es Pas, priorizando la atención a los colectivos más desfavorecidos, a los ancianos y a los niños.

El equipo de Gobierno municipal con el alcalde Éric Jareño al frente velan en todo momento, en modo teletrabajo y desde sus respectivos domicilios para garantizar la cuarentena, por la seguridad de sus ciudadanos, para comprobar que se limpian y desinfectan calles y puntos comunes así como lugares públicos, haciendo especial hincapié en las zonas donde se congrega un mayor número de personas; mercados, inmediaciones de supermercados, farmacias, etcétera.

Numerosos voluntarios realizan las tareas de desinfección por todas las zonas del municipio. Numerosos voluntarios realizan las tareas de desinfección por todas las zonas del municipio.

Éric Jareño se ha desplazado solo en contadas ocasiones y ante la aparición de determinados problemas, como por ejemplo la rotura de una tubería que dejó sin agua corriente a todo el vecindario de una calle, también ha visitado a la Policía Local (a la que por cierto ha llevado chuches para endulzar las guardias...), o a la Brigada y a los numerosos voluntarios que se “han subido al carro” de la ayuda comunitaria. Y es que son muchas las personas del campo y otros sectores, o ciudadanos de a pie que por turnos desinfectan cada día determinadas zonas del municipio ayudando así tanto a la empresa concesionaria de la limpieza como a la brigada municipal.

Muchos agricultores han colaborado con sus tractores en la desinfección de calles. Muchos agricultores han colaborado con sus tractores en la desinfección de calles.

Tengo una duda…

Las diferentes ‘campañas’ llevadas a cabo por las diferentes áreas municipales han funcionado especialmente bien. Así, la Policía Local de Llucmajor lanzó la campaña ‘Tengo Una duda’, para que los ciudadanos puedan resolver pues eso, cualquier duda que pudiera surgir a la hora de salir de casa, ante una eventualidad o problemática social o ciudadana. En este sentido cabe destacar también la gran labor desarrollada por los Servicios Sociales, muy pendientes en todo momento de los colectivos más desfavorecidos.

Las personas mayores que viven solas o aquellas que tienen limitaciones físicas han estado continuamente “acompañadas” y se ha hecho un especial seguimiento para que no les faltara de nada por parte de los Servicios Sociales. “La solidaridad ha sido y es la tónica general en estos días de cuarentena”, dice el alcalde quien aprovecha la ocasión para agradecer “muy sinceramente” a todos los voluntarios que dedican su tiempo a solucionar problemas o participar en acciones sociales o sanitarias, como la confección de mascarillas que se han repartido entre el personal sanitario del Centro de Salud y la residencia de personas mayores.

El personal de la residencia de mayores cuenta con todo el material necesario gracias a la colaboración ciudadana. El personal de la residencia de mayores cuenta con todo el material necesario gracias a la colaboración ciudadana.

Asimismo, se hace un llamamiento a las mujeres víctimas de violencia machista para que sepan que ahora, más que nunca, no están solas. Conscientes de que la cuarentena puede agravar la situación que viven en casa, al pasar más horas con sus agresores, deben saber que existe un teléfono activo durante las 24 horas del día para pedir ayuda.

Confinamiento infantil

En general, la población respeta las medidas de confinamiento dictadas por el Gobierno pero si hay un tipo de ciudadanos que “nos están dando una lección de civismo y obediencia” ese son los niños. Su actuación es ejemplar a pesar de que es el colectivo al que más le cuesta quedarse en casa. Llenos de energía y acostumbrados a correr y saltar de un lado a otro durante todo el día, con actividades extraescolares y deporte, son muy conscientes de la necesidad de quedarse en casa para evitar el contagio de esos bichos tan malos llamados Coronavirus, que precisamente de reyes no tienen nada.

Para los más pequeños de la casa se ha dictado un Bando Municipal especial que autoriza al Ratoncito Pérez a acudir a las casas para recoger los dientes caídos y dejar la pertinente moneda de regalo. Eso sí, adoptando todas las medidas de seguridad y portando máscara protectora y guantes que reemplaza tras cada visita.

La Policía Local también ayuda a la hora de “repartir ilusión” entre los pequeños llucmajorers y llucmajoreres, como en el caso de Yanko, un pequeño de 5 años afincado en s’Arenal, que tuvo un cumpleaños “muy especial” al recibir de manos de efectivos de Policía, Guardia Civil y Protección Civil una estupenda tarta de cumpleaños. Aunque evidentemente, los agentes no podrán hacer lo mismo con todos los niños que cumplan años estos días, puesto que, de esta manera, no podrían realizar su labor policial.

Por otra parte, y a pesar de que la atención al público de forma presencial está suspendida hasta nueva orden, los servicios municipales siguen activos, ya sea por teléfono o por correo electrónico. También se celebran los plenos ordinarios vía telemática para evitar que “la maquinaria municipal se paralice completamente”.

Cultura sin salir de casa

La cuarentena es un “estado propicio” para los amantes de la lectura. Las largas horas de confinamiento doméstico permite a los “devoradores de libros” a practicar aquello que más les gusta. También es un buen momento para iniciarse en la lectura y adquirir un hábito “saludablemente intelectual”, más aún en el caso de niños. Leer los puede transportar a mundo lejanos, vivir intrépidas aventuras y conocer personajes variopintos. Todo ello sin salir de casa. ¿Qué más se puede pedir? 

Convertirse en lector es ahora más fácil. Las bibliotecas públicas ofrecen el préstamo de libros a través de Internet a través de la aplicación ‘eBiblio’ para aquellas persona que cuenten con carnet de usuario de cualquier biblioteca, en el caso de Llucmajor, se atiende telefónicamente a las personas que no dispongan del mencionado carnet para solicitar uno y así acceder a la inmensa biblioteca virtual de les Illes Balears.

Por otra parte, a partir del 1 de abril, la Fundación Toni Catany, arranca la campaña ‘40 Fotografíes per a una quarantena’ publicará imágenes de las actividades programadas para este mes en el Claustre Sant Bonaventura de Llucmajor; la exposición de ‘Carla Van de Puttelaar’ y la ‘Mostra d’altars profans a Formentera’, a través de la web de la institución: www.fundaciotonicatany.cat

Finalmente, el alcalde Éric Jareño, ha querido hacer un llamamiento a la ciudadanía para que salga de casa lo menos posible y para que afronte el confinamiento con “positividad, pensando que cada día que pasa es un día menos para volver a la normalidad y, de forma muy especial, a todo el personal socio sanitario que trabaja en el cuidado de mayores en las residencias y dando atención a enfermos. Uno de los sectores a los que deberemos estar eternamente agradecidos”.

#yomequedoencasa

Ante cualquier duda, el ciudadano puede obtener información a través de la sede electrónica: Ajuntament de Llucmajor

 

Llucmajor prioriza la atención a ancianos y niños
Comentarios